• Regístrate
Estás leyendo: Reflexión post-electoral
Comparte esta noticia
Viernes , 21.09.2018 / 11:00 Hoy

Estado fallido

Reflexión post-electoral

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Aquí en ¡hey! siempre nos hemos esforzado por hacer un periodismo de espectáculos del cual nos podamos sentir orgullosos y eso no siempre es fácil. Suele suceder que los periódicos y los programas de televisión que tienen contenidos periodísticos se dan unos cuantos permisos con sus secciones de entretenimiento de ignorar otra regla que los hace ser las fuentes con credibilidad que son. No todos, y no en todos los espacios o plataformas, pero ocurre y esa fue una de las primeras misiones que se plantearon en el actual equipo que hace esta sección y que en unos cuantos meses cumpliremos diez años de orgulloso trabajo. Gracias a todos los que han pasado por aquí y sobre todo a los jefes que siempre entendieron que esta no es una fuente menor.

Eso nunca significó que nos tomáramos demasiado en serio a nosotros mismos (al menos eso intentamos) pero que si algo aparecía en nuestras páginas y pantallas era porque estaba verificado. Un tema recurrente ahora que las noticias falsas y manipuladas han sido una herramienta política tan soez. Y sobre todo porque se han utilizado a tantas figuras del espectáculo, la gran mayoría del tiempo sin su consentimiento, para llamar la atención a la información que pretendía manipular y crear realidades alternas para quien fuera el equipo del candidato en acción.

Una vez dicho eso, hoy tenemos un nuevo México. Esta columna, evidentemente, cerró antes de que tengamos los resultados finales de las elecciones, pero sea como sea el movimiento que se nos viene encima será para hacer las cosas bien.

No saben cuantas veces nos han tratado de demeritar diciendo que el espectáculo es tan solo “pan y circo” para distraer a la gente en momentos como este. No podría ser más falso. Hay que ver y analizar a todos los famosos que se movilizaron en estas elecciones. Ya sea porque siempre han sido personas activas en ello, como Diego Luna o porque nos dieron la sorpresa de la vida (acompañada con una gran cantidad de suspicacia) como Belinda. El caso es que ahí estuvieron participando como ciudadanos que son y sí, aguantando el típico “tu mejor dedícate a…”, que tarde o temprano, estoy segura, hasta los electricistas reciben en sus comidas familiares. Hubo momentos en los que nos sentíamos, como reporteros de esta fuente, fuera de la jugada. Pero no duró mucho. Por un lado hubo y hay tanto que reportar respecto al mundo del entretenimiento en estas elecciones en especial (¿Qué tal todas esas maravillosas obras de teatro que ayer te daban descuento si llegabas con la tinta en el dedo, demostrando que votaste?) y por el otro, como siempre se dice en nuestra industria: el show debe continuar.

Sí México cambia, estaremos aquí para reflejarlo. Si no, también, porque habrá mil manifestaciones artísticas al respecto. Y sí. Por el otro lado nuestro trabajo tiene un infinito valor propio que no tiene, usualmente que ver con política.

El buen entretenimiento es arte. El malo también tiene mucho que decirnos sobre quien somos como sociedad y que podemos mejorar. Pase lo que pase, como las televisoras que están cambiando por absoluta necesidad, encontraremos la forma de seguir adelante. Porque todos en ¡hey! Estamos orgullosos de lo que hacemos y de nuestro país. Y sí, como bien se dice en Milenio. ¡Hacemos lo que nos gusta!

¿En serio?

¿Hasta mañana hablaremos en este espacio del capítulo de ayer de Luis Miguel?

Twitter: @SusanaMoscatel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.