• Regístrate
Estás leyendo: Mujeres unidas
Comparte esta noticia

Estado fallido

Mujeres unidas

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Han pasado tantas cosas en los últimos años que no sé cómo es que todas no nos hemos dado cuenta que la única forma de lograr lo que queremos es apoyarnos entre las mujeres. No contra el hombre, que quede claro. Nunca contra el hombre. Simplemente apoyarnos, darnos oportunidades, no vernos como competencia sino como compañeras, amigas, familia. Darnos esos consejos fuertes, pero honestos. Escucharnos. Y no creer esa muy divertida frase de Entre mujeres: “Que podemos despedazarnos (aunque nunca nos haríamos daño)”. Por lo menos la primera parte.

Lo digo porque mañana se estrena Un viaje en el tiempo en México y poder hablar con sus protagonistas y directora fue una lección de solidaridad y emoción a los más grandes niveles. Empezando por el hecho de que las protagonistas me confiaron estar impactadas de que tantas personas se sorprendieran de que fuera un proyecto con tanta fuerza femenina detrás. “Es tonto”, comentó Reese Witherspoon. “Es 2018 y seguimos hablando de las mujeres detrás de la cámara, pero seguimos en ello. Por eso creo que es importante ver películas como esta. La gente quiere ver distintos tipos de historias”.

Oprah Winfrey solo hace algo mejor que hablar: escuchar. Lo hizo y concluyó: “Eso es lo que tenemos que ofrecer en esta cinta y tener a esta hermosa niña café, siendo el centro de la historia y tener a las tres mises llegar en nuestro diversificado modo, y ayudarla a encontrar el camino… es algo que me emociona mucho”.

Cuando les pregunté si les gustaba más, aparte de la ciencia o de la fantasía, prevalecer en lo que originalmente fue una novela escrita por Madeleine L’Engle (otra mujer muy adelantada a sus tiempos) en 1963, Oprah respondió: “La combinación de ambas. El hecho de que veamos a mujeres en la cinta hablando de ciencia, no es algo que ocurre muy seguido”, (punto para la ciencia). Y luego, muy emocionada aclaró que lo que más le gustaba era “poder trabajar con Ava (Duvernay) en su primera producción con un presupuesto mayor a 100 millones de dólares, nos hizo sentir que éramos parte de un gran momento. Ella es una visionaria y estoy muy emocionada por todas nosotras. Creo que todas dijimos que sí para empezar por Ava”.

Sin duda. Con cintas brillantes y de lucha social como Selma y 13th, Ava Duvernay es una de las magníficas promesas que ya está rindiendo grandes frutos en el cine. Lo increíble en su caso es su entusiasmo por hacerlo. Y su emoción cuando le dije que me parecía que hacer películas para niños, donde la segregación no sea ni siquiera una consideración, es un punto más a favor de esa lucha. “Es el mismo tipo de trabajo. Gracias por reconocer eso. Es una especie de semilla que plantas en los jóvenes y estaremos en un lugar mejor”.

Un viaje en el tiempo resulta ser una cinta que cautiva mucho más a los niños que a los adultos, pero yo, no sabiendo exactamente dónde estoy en ese rango, puedo decir que me relajé y la gocé mucho. Es mucho menos complicada que el libro, sin la menor duda. Mucho más masticada, pero suficiente para despertar muchas preguntas que nos podrían llevar a grandes respuestas si las contestamos bien. Una de ellas: “¿Quién dijo que el cine de cierto tipo no es para mujeres?”.

¡Que alguien me explique!

¿Cuándo le van a dejar de picar a los enlaces que prometen ver a las mujeres famosas sin maquillaje?

Twitter: @SusanaMoscatel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.