• Regístrate
Estás leyendo: ‘Memeland’
Comparte esta noticia

Estado fallido

‘Memeland’

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Hace unos días me burlaba de una chica quien, sentada de casualidad junto a mí en una cafetería, se quejaba de que “me da una hueva enorme ver el debate, pero si no, ¿cómo voy a entender los memes mañana?”. En su momento me causó bastante gracia y un tanto de preocupación, pero no creía que pasara de la anécdota. Ahora que escribo esto he recapacitado. Es muy importante el tema.

Como en todo, hay memes buenos y malos. Hay buenas razones para hacerlo y malas. Pero eso sí, vuelan mucho más rápido que las noticias, son en muchos casos el resultado de mentes muy ágiles para lo que se puede considerar un modo de comedia, por el que se recordarán estos tiempos y algo más: obliga a la gente a enterarse de lo que está pasando. En efecto, aunque sea solo para enterarse del chiste.

Debo confesar que mi primera carcajada del domingo vino con ese mensaje sobre fondo verde (como tantos) que decía: “No se pasen de lanza, no tenemos memes preparados por si México gana”. Qué belleza. Y me encantaría darle el crédito a cada uno de los creativos que han ideado los mejores de estos comentarios/comedia espontánea social. Pero es imposible, siendo que todo lo recorren a una velocidad inexplicable, ya sea por redes, WhatsApp o lo que se les ocurra.

Llegaron unos muy buenos, unos muy guarros, pero hermosos (como el perrito Chihuahua teniendo sexo con un pastor alemán), algunos que no mencionaré por motivos personales, pero que seguro vieron y mi favorito: de la clásica colección en video (no precisamente meme, pero igual) Hitler se entera de… (que México le ganó a Alemania). ¿Qué les digo? Hay que reír. Hay que saber cuándo es comedia y cuándo es crueldad.

Y no creo que nadie haya necesitado de memes para enterarse del 1-0 de ayer. Pero sí hay que saber un poco de historia para reír con la imagen de Vladimir Putin guiñando el ojo y diciendo: “No se preocupen, Alemania nunca ha ganado en territorio ruso” (bendito sea).

La cosa es que es cierto. Como toda la buena comedia, los memes también tienen que ser trasgresores. Y cuando cualquiera los puede hacer tendremos desde unos malísimos hasta otros brillantes. Pero los que son atinados y meten el gol, van a volar por todos lados y, sin duda, unen a millones en una carcajada.

Miren, hay unos que hasta ofendieron en redes a cientos, y ahí es donde creo que debemos aprender a usar el sentido del humor. ¿Qué tal ese de la canciller de Alemania, Angela Merkel, llamando a Trump diciéndole que “mejor sí construya ese muro”. Como en toda buena comedia hay que saber de quién nos estamos riendo antes de ofendernos, ¿no creen?

Así que con eso me quedé hoy. Y si es tema para los memes imaginen para los brillantes moneros que tenemos en México. Claro, algunos tienen tendencias políticas muy marcadas. Otros solo van por el chiste, pero creo que si somos lo suficientemente inteligentes sabremos distinguir lo peligroso de lo divertido. Y muchas sonrisas, como las que vivimos hoy, es lo que más nos hace falta en este memento, perdón, momento. No lo olvidemos rápido.

Twitter: @SusanaMoscatel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.