• Regístrate
Estás leyendo: Lo de hoy: “coordinadores de intimidad”
Comparte esta noticia

Estado fallido

Lo de hoy: “coordinadores de intimidad”

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Con la muerte de Bernardo Bertolucci el año pasado, uno de los datos más mencionados respecto al brillante cineasta tenía que ver con una horrible anécdota, respecto a la escena de violación que el personaje interpretado por María Schneider. Según narraba a un reportero el director, él y Marlon Brando decidieron utilizar mantequilla en la escena, para generar una verdadera reacción de humillación que se capturaría en la cinta. No querían ver la respuesta de una actriz entrenada y preparada, buscaban retratar la auténtica sorpresa y humillación de una joven. Terrible y triste historia para el legado de un genio cinematográfico. Pero sin duda una referencia indispensable para saber cómo proteger a los actores en las escenas íntimas. Porque, si por muchos radicales fuera, ni siquiera existirían ya esas escenas en el cine.

Con tanto recuento de año pasado en el espectáculo, este mal rato salió en varias conversaciones las últimas semanas, es un tema que hemos platicado en varias ocasiones, fuera de las cámaras, con muchos cineastas y directores de televisión, muchos de ellos en Hollywood, respecto a estas cosas en tiempos de #MeToo. Es obvio que las narrativas están siendo afectadas. Que los personajes femeninos, en muchas ocasiones están siendo empoderados como nunca. Que ya se piensa al menos dos veces en un contenido antes de realizarlo en semejante contexto. ¿Pero qué pasa cuando la ficción requiere de realidad para ser narrada con estos temas? Vaya, si una serie, película o hasta telenovela trata sobre un personaje que se sobrepone de una violación, ¿cómo filmar la escena detonante de semejante historia si meterse en problemas?, ¿cómo hacer eso bien?

Son ideas que habíamos intercambiado ya varios amigos que estamos inmersos en el mundo del cine y hoy el LA Times escribió algo extraordinariamente interesante al respecto. Algo, que sin duda hay que entender, tanto como realizadores como espectadores.

Resulta que ya existe la figura de “coordinadores de intimidad” en Hollywood. Hay al menos cinco de ellos trabajando constantemente y cada vez hay más necesidad de su trabajo. Por supuesto que los actores y directores están preocupados de que una instrucción mal dada, un movimiento en falso, los ponga en la misma lista donde jamás deberían estar: junto con los verdaderos depredadores. Pero también es cierto que las escenas de sexo son de las cosas más complicadas de hacer bien en un set. De ahí, estas personas que no solo ensayan analizan y controlan hasta el último respiro en el ambiente de una escena donde hay intimidad involucrada.

HBO, por ejemplo, ya anunció que contratará a personas especializadas en ello. Todo basado en el estudio Intimidad para el escenario, de Tonia Sina, quien también está más ocupada que nunca. Así que la próxima vez que usted vea una película o una escena extraordinariamente sexy, no tendrá que preocuparse. Ningún actor o actriz realmente tuvo sexo haciendo esas escenas. A menos que así lo quieran. Supongo.

susana.moscatel@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.