• Regístrate
Estás leyendo: Las consecuencias
Comparte esta noticia
Sábado , 18.08.2018 / 15:58 Hoy

Estado fallido

Las consecuencias

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Dicen que a lo único que uno no se puede acostumbrar es a no comer. Tengo mis dudas al respecto pero me queda claro que muchas personas se están acostumbrando a esperar “quien es el acosador del día”, específicamente en los medios estadunidenses y entonces ya tienen un nuevo tema de conversación. ¿Ha servido de algo todo esto? Cada día pienso que es más como un negocio de pirámide, los primeros en ser acusados: Cosby, Weinstein y Spacey siempre serán recordados por sus malos actos. Pero luego hay tantos que ya es difícil seguir enfocados en el mensaje: el acoso sexual está a todo lo que da. Pero ya nos acostumbramos a pesar de todo.

Matt Lauer, sin duda, es de impacto. Su trabajo básicamente era darle las noticias a un público mayormente femenino todas las mañanas. Se sabe que el periodista ya sabía que esto venía en camino. Que todos saben y están preparados. Mientras tanto ¿algo ha cambiado?

En México ciertamente no. En la política definitivamente no (a menos que seas del partido Demócrata como Al Franken y ahí exigirán tu despido). Nuestra memoria es tan corta que ya hay quien le comienza a creer a Donald Trump que la grabación que él mismo admitió que era verdadera, donde presumía de todo lo que hacía a las mujeres, es ahora solo fake news.

Pero la parte que no se ha reportado mucho es el hostigamiento que algunos de los que han hecho las denuncias han sufrido. Caso contundente, el de Anthony Rapp, primer (de muchos) acusador de Spacey. Aunque al principio decidió no decir nada más, la cantidad de mensajes de odio que ha recibido a través de las redes sociales es abrumador. El actor de Star Trek ha compartido estos mensajes en donde básicamente se le acusa de terminar con House of Cards. No solo es completamente absurdo, sino que es totalmente falso. Vaya, yo también soy fan a más no poder de esa serie, pero de todos modos ya iba para su última temporada. Pero siempre es mejor encontrar a quien culpar ¿no?

Esto está ya fuera de control y me parece que debemos hacer una pausa y dejar de actuar como si estuviéramos viendo un reality show, esperando a ver a quién corren en el próximo capítulo.

Ya es hora que empecemos a pensar qué hacemos con toda esta información, más allá de solo seguir recopilándola. Si no, solo estamos trabajando para el deleite tuitero de Trump que se engolosina con ver a sus enemigos caer por el mismo pecado que él cometió mientras sigue gobernando.

¡Que alguien me explique!

¿Por qué son diferentes las reglas sobre el acoso en México que en otros lugares?

Twitter: @SusanaMoscatel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.