• Regístrate
Estás leyendo: Garrafal brecha generacional
Comparte esta noticia
Domingo , 22.07.2018 / 01:58 Hoy

Estado fallido

Garrafal brecha generacional

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Platicando con jóvenes colegas ayer sobre los cambios en Televisa, casi me muero de la impresión por sus comentarios. “Arath le está copiando todo a Jimmy Fallon o a Kimmel”. ¡Tómala! Y no porque eso tenga nada que ver con el contenido del programa de Arath (ya habláremos de ello después de su segunda emisión), sino por lo que el tiempo se llevó. Ahora sí que entre generaciones ya no estamos compartiendo prácticamente ninguna referencia cultural. (Por cierto, Chabelo le copiaba todo a The Price is Right antes que su versión en español Atínale al precio, apareciera en el panorama).

No espero que la gente sea experta en la historia del entretenimiento y mucho menos de la televisión estadunidense. Pero Johnny Carson escucha lo que yo escuché ayer y se vuelve a morir. Y para el caso, Jack Paar, su antecesor y primer conductor del Tonight Show, también. Es una lección de lo relativa que puede ser la fama y el poder mediático. Estos hombres podían hacer o deshacer a un comediante con tan solo invitarlo al Tonight Show (así es, chicos, no lo inventó Jimmy) o ignorarlo.

Joan Rivers, por ejemplo, quedó congelada por décadas debido a que decidió hacer su propio programa en Fox a pesar de haber sido la suplente de Carson (sabía que nunca le dejarían el programa a una mujer cuando él se retirara). Una de las mejores historias de las batallas y grillas mediáticas de todos los tiempos puede ser leída o vista en The Late Shift (o vista en la película de HBO basada en el libro).

Y luego, cuando Leno se quedó con el programa y Letterman se fue a hacerle la competencia a la CBS, el formato se comenzó a repartir. Ahora (casi) todos necesitaban un programa con el formato de un Late Night para las 11:30 de la noche. En México Verónica Castro hizo tres ediciones fantásticas de lo mejor y más cercano que hemos tenido a ese formato y Adal, por supuesto, con Otro Rollo, parecía el inventor del “monólogo”. También, de manera exitosa y constante, René Franco lo ha manejado los últimos 11 años por Unicable con Es de noche y ya llegué. Pero esta es una historia muy larga sobre un formato extraordinariamente relevante y demasiado importante como para que tantos jóvenes crean que se acaba de inventar con Kimmel y Fallon.

O incluso con Connan O’Brian, a quien la NBC le hizo la trastada de la vida dándole el Tonight Show y luego quitándoselo para regresárselo a Leno. En fin, si nos metemos a los formatos de cable o la versión noticiosa tan brillante del Weekend Update de Saturday Night Live nunca acabaríamos. El caso es que por más que muchos crean que esto es nuevo, Arath no está inventando el formato. Ni copiándoselo a nadie.

Lo único importante aquí es ver qué hace con él. Un solo programa es muy rápido para saberlo. Una vez a la semana es muy poco para reaccionar al día a día como el formato requiere. Habrá que ver. Y habrá que tener mejor memoria.

Así como es obligación de los que recordamos todas estas cosas saber que está pasando con un Chumel Torres o con Pokémon Go o con Stranger Things de Netflix (que es todo un homenaje a los ochenta, por cierto) los millennials y quienes les siguen gozarían mucho más todo lo que tienen y podrían hacer mucho mejores críticas si tuvieran toda la información que venía detrás.

¿En serio?

¿Usted no dijo ayer: “Te cortaste el pelo, Chachita”, en algún momento?

Twitter: @SusanaMoscatel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.