• Regístrate
Estás leyendo: Fonda: Nadie se queda sin opinar
Comparte esta noticia

Estado fallido

Fonda: Nadie se queda sin opinar

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

El documental de Jane Fonda en cinco actos de HBO (5 de noviembre) es, al menos para quien les escribe, un enorme deleite. Hay tan pocas mujeres con vidas tan fascinantes, amadas, incomprendidas y de extremos como ella. Si bien parte del argumento tiene que ver con el motivo por el que se define una a sí misma, hay muchas historias que ella recuerda ahí. Como cuando vino a Ciudad Juárez, con los Monólogos de la vagina buscando prestar su voz hace ya más de 20 años. Esto nos dijo en Los Ángeles al respecto.

“Pero aún no sabemos qué les pasó a esas mujeres ni qué les sigue pasando a tantas mujeres así que no siempre triunfamos. ¿Sabes? Soy muy afortunada de ser famosa. Es maravilloso ser una celebridad, porque creo que lo que podemos hacer, y nuestra obligación es actuar como repetidores. Como esas torres en lo alto de las montañas que recogen señales de los valles y las voces de los valles lleguen más lejos. Cuando escucho de un problema respecto al que siento que puedo hacer alguna diferencia, entonces eso busco ser, unirme a otros y repetir el mensaje”.

Si bien es cierto que Jane, la maravillosa Jane creció en una familia rodeada de fama y más adelante controversia y activismo político, ella misma se sorprende de lo que la gente descubre de ella al ver este documental.

“En particular hombres que la han visto me dicen: ‘Siempre pensé que eras una mujer particularmente fuerte y pareces tener tan poca confianza’. No, en absoluto, fue lo que pensé. Eso se me hizo muy interesante. Sé que nadie es una sola cosa. Nadie es completamente una sola cosa. Ni toda fuerte, y estoy consciente de que muchas de las personas más fuertes que conozco son también muy vulnerables”.

Por ejemplo, pocos sabíamos que algo que sin duda marcó los años 80 para siempre, en realidad tenía una motivación de activismo. Por más superficial y divertido que pareciera.

“Es muy interesante ver cómo ha reaccionado la gente a ciertas cosas, como el hecho de que hice todos esos videos de ejercicio para juntar dinero para la organización política que tenía con mi entonces esposo, Tom Hayden. Eso no lo descubres con tan solo escribir un libro”.

Hay que ver la historia. Los cinco capítulos. Qué es lo que los esposos tienen que ver con cada uno de ellos y la resolución que es más que inspiradora. No sé, tal vez porque yo ya era fan de Jane desde que tengo uso de razón, encuentro tan interesante este documental. Pero por lo que ella misma dice, no soy la única.

“Estoy sorprendida por mi vida. No es, en absoluto, lo que esperaba. Vengo de un montón de personas deprimidas. En la cinta descubres que mi madre se mató, que mi padre sufrió de una depresión no diagnosticada, y yo superé todo eso. Pero estuve muy deprimida mucho tiempo. Y no solo pasó, trabajé mucho para ello. Sí, estoy satisfecha, pero me queda una década (toca madera) y quiero seguir aprendiendo de la vida”.

Twitter: @SusanaMoscatel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.