• Regístrate
Estás leyendo: "Escuadrón Suicida-gate"
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 07:05 Hoy

Estado fallido

"Escuadrón Suicida-gate"

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Cara Delevingne dijo: “Los críticos son horribles, ¿sabes? Realmente creo que no les gustan las películas de superhéroes”. Como alguien que escribe de ello, aunque jamás me presento como “crítico de cine”, debo admitir que me hizo mucha gracia este comentario.

Hay grandes películas de superhéroes. Pero seamos honestos, ya es un abuso. Sé que hay fans que nunca tendrán suficiente y que serán felices con lo que les pongan enfrente. Pero también es verdad que si la industria solo se va a la segura, entonces nos perderemos de grandiosas historias que nunca serán contadas. Hoy en día producir El Padrino, ET o El ciudadano Kane jamás hubiese sido la labor titánica de alguien; probablemente apellidado Weinstein o de Netflix o HBO, quienes son de los únicos que se arriesgan. Sin embargo, el Escuadrón Suicida iba mucho más allá de todo esto. Tiene fans desesperados desde hace años por verla.

Cara asegura que la película la hicieron para los fans. Y tiene razón. ¿Qué diría de las distribuidoras y las exhibidoras si le contaran que en México más de 100 mil personas ya habían comprado boletos en la preventa de Cinemex, simplemente para enterarse un día antes que por un desacuerdo (aparentemente muy confidencial) entre las salas de cine y Universal (quienes distribuyen a Warner), no podrán ver la película como y cuando lo habían planeado?

Cinemex debe estar verdaderamente preocupada con los términos que le planteó Universal, porque sabe que los fans arderán en furia y vivirán una de aquellas frustraciones que no se olvidan. También saben que en algunos lugares de la República ellos eran la única opción para ver la cinta. Tan bien lo saben que, aunque se negaron a develar qué es lo que les molesto tanto de lo que aseguran que son “cambios en los términos del contrato” de última hora, están dispuestos a regalar hasta 10 boletos para otras cintas a los fanáticos.

Por su parte, aunque los perseguimos todo el día al cierre de esta edición Warner no había fijado una postura respecto a esta situación. Error garrafal. No sabemos qué pasó en términos de negociaciones, pero sí sabemos que los fans merecen una explicación.

Y sí, regresando a lo horribles que somos los de “la crítica”, definitivamente no le conviene perder esas mil 300 pantallas que tenían con Cinemex, porque cuando la gente la vea igual podría llegar a coincidir que ésta no es ni de lejos la película que tanto soñaron ver. Y en ese caso, las ganancias millonarias podrían flaquear aunque sea un poquito. Les toca decir algo, señores de Warner.


¿En serio?

¿Hay una especie de Tinder solo para atletas olímpicos? ¿Y no hay forma de entrar siendo un cualquiera?

susana.moscatel@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.