• Regístrate
Estás leyendo: Elecciones: no hay adónde escapar…
Comparte esta noticia
Viernes , 21.09.2018 / 21:14 Hoy

Estado fallido

Elecciones: no hay adónde escapar…

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Se perfilan los candidatos a la Presidencia de la República y les advierto, no importa lo que hagan no habrá forma de escapar de la campaña más ruidosa, multimedia, escabrosa e invasiva de nuestra historia. Y miren que no estoy hablando ni de candidatos ni de partidos políticos. Eso se lo dejo a los expertos en la materia. Hablo de las maneras en las que van a hacer hasta lo imposible por inundarnos de propaganda que se hará pasar por otras cosas, y sobre todo, los ataques frontales en los medios tradicionales.

Empecemos por la red. ¿Cuántos miles de hackers y expertos estarán trabajando sin parar en este mismo momento para que a ustedes les lleguen esos mensajes agotadores que antes podíamos desaparecer cambiando de canal? ¿Qué tanto estarán involucradas fuerzas secretas dedicadas solo a saturarnos de un solo mensaje y que no figuran en los topes de campaña? levante la mano el tuitero cuyo historial no ha sido contaminado por mensaje tras mensaje atacando a algún político ¿A cuántos de ustedes han arrobado en temas que nada tienen que ver con su vida, pero ya se los llevaron al baile político virtual como parte de lo que se nos avecina?

Algunos de ustedes dirán que no. Pues me temo que solo es cuestión de tiempo. De muy poco tiempo. Igual esta es solo una de muchas maneras de llegar. Por supuesto que al tratar de leer casi cualquier cosa en la red verán estos anuncios. Y sé de hecho de varias agencias de publicidad que ya tuvieron juntas con varios directores de comunicación social de las campañas para ver de qué manera pueden involucrar blogueros, influencers y famosos y evitar el numerazo que se aventaron hace poco más de dos años con el Partido Verde, donde de pronto tantos tuiteaban exactamente lo mismo y todos tenían la muy bien estructurada defensa de “es lo que yo creo, nadie me pagó”. (A la gran mayoría sí se les pagó).

Sin duda, las televisoras tienen sus propios intereses, pero no son tan claros o únicos como lo eran en otros tiempos. Veremos muchas cosas que harán a otros protestar. Ya no veremos a coductoras de antaño decir: “somos soldados de esta empresa y del PRI”, pero sí veremos a muchos protegiéndose ante cualquier posible conclusión.

Y en la radio. Ah, mi amada radio. Siento que los radioescuchas son los que más sufren por la repetición. De por sí la tolerancia al corte comercial es cada vez menor (podcasts, audiolibros, mil opciones ahí también) y pues uno puede ir recorriendo el cuadrante (que está a punto de engordar toneladas) escuchando lo mismo, lo mismo y lo mismo en cada corte. Es inevitable, pero nunca hemos sido bombardeados por todos los frentes como lo somos ahora. Y no. No podemos vivir solo en Netflix, ¿O sí?

¿En serio?

¿Preventa para los shows de Luis Miguel? ¿Viene con seguro de cancelación?

Twitter: @SusanaMoscatel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.