• Regístrate
Estás leyendo: El video del asesino
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 03:32 Hoy

Estado fallido

El video del asesino

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

¿Debemos o no ver el video que el asesino de los periodistas Alison Parker y Adam Ward hizo al matarlos mientras transmitían en vivo? Ese es un debate tremendo. En lo personal yo trato de nunca mencionar el nombre del asesino de John Lennon, por ejemplo, para no darle lo que él quería: que siempre se les recordara juntos.

Este es un caso aún más complicado, porque es imposible definir las motivaciones de un tipo que no solo llevó a cabo este cruento acto en vivo, sino que se dio el tiempo de apuntar su teléfono para tener la toma desde su perspectiva. Por si no fuera suficiente, se tomó un momento en lo que huía para subir el video a las redes antes de chocar y morir.

El hombre era un individúo conflictivo, eso lo sabemos. También era reportero. Y era parte de la generación donde las cosas no han ocurrido a menos que estén en las redes sociales. Así que la pregunta es obligatoria: ¿pasar o no pasar ese video? ¿Tiene relevancia periodística? ¿Es alimento del morbo nada más? ¿Es darle lo que quería al asesino? ¿Es un testimonio a favor del control de armas en Estados Unidos? No acabaríamos…

En lo personal creo que ya es más allá de impactante saber que estaban transmitiendo en vivo para su canal cuando fueron asesinados. Es más dramático cuando nos enteramos, por ejemplo, que la productora del noticiario era la prometida del camarógrafo y lo vio caer desde la cabina de control. Ellos eran reporteros de una comunidad razonablemente pequeña. Todos los conocían. Había cariño y respeto. Creo que esa es la noticia. Y lo demás es, sin duda, para el análisis, pero no para rendirle el enredado y enfermo tributo que él quería.

POR SI OCUPAN

Están pasando muchas cosas muy importantes a nuestro alrededor y como periodistas tenemos que encontrar las verdades entre una maraña de opiniones. Así que es un alivio sin límites el saber de voz de ellos mismos que el presidente de México no se pone los calcetines al revés y que el pelo de Donald Trump es “verdadero”.

Respecto al primer caso reí mucho cuando entré a una tienda de esa marca de calcetines en San Diego, California, y le dije al encargado que era mexicano: “¿Puedo hacerle una pregunta?”. Su respuesta, sin más, fue: “¿Es respecto a Peña Nieto?”. Y en cuanto a la segunda debo decir que no estoy segura de qué presumir que ese tipo de cabello sea real sea muy buena idea. Al menos yo no quiero pensar que eso es un asunto de la naturaleza.

¿EN SERIO?

¿Laura Zapata vs. Laura Bozzo?

Twitter: @SusanaMoscatel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.