• Regístrate
Estás leyendo: "El otro sentido"
Comparte esta noticia

Estado fallido

"El otro sentido"

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Me gusta mucho la idea de que se monte esta obra con Plutarco Haza como protagonista. Me encantó la idea de que sea una adaptación libre de la película de M. Night Shyamalan (El sexto sentido) que hiciera en 1999. Lo que me preocupa es que esta es, quizá, la historia con más capacidad de ser arruinada por saber cierta información que solo se conoce en un momento de la trama. Y a estas alturas TODOS los que la vimos sabemos de qué estoy hablando. Es más, estoy segura de que muchos que no la vieron también lo saben. Así de fuerte estuvo el asunto, pero eso fue a finales del siglo pasado. ¿Será que ya hay nuevas generaciones que no saben lo que pasa ahí? (Pregunté por acá y varios veinteañeros, en efecto, no sabían nada) ¿Será esta la forma de darnos cuenta si la historia es un clásico o no? ¿Será que no importa la resolución, si no cómo te van contando la historia? Todas son preguntas que me intrigan y buscaré la respuesta en el teatro muy pronto.

“¿Cómo preparaste tu personaje?”

Es oficial. La mayoría de los actores con los que he platicado considera esa pregunta como un somnífero instantáneo. Muchos hacen malabares mentales para no aburrirse y lograr responder algo diferente a quien les pregunta lo mismo una y otra vez. Creo que solo hay una cura para este mal y es entrevistar a Anthony Hopkins. Y esto tiene que pasar un día en que el actor no esté de buen humor. Su respuesta suele ser: “Leí las líneas, me las aprendí y las dije”, en un tono que más bien suena a “ya no me estés jodiendo”. Pero estamos hablando de sir Anthony, que se puede dar ese lujo. No cualquiera lo hace. Lo mismo nos contaba Robert Downey Jr. de Robert Duvall, ahora que estrenaron El juez. Todos hablaban de las motivaciones de cada momento, de cada escena, de cada situación y Duvall solo gritaba de buena gana: “Podemos ya filmar esto, ¿carajo?”. Lo hacían. Creo que el actor al que sería más estúpido preguntarle esto (y sin la menor duda es la pregunta que más recibe) es a Daniel Day-Lewis. “¿Cómo preparaste tu personaje?”. La respuesta es muy sencilla, no lo preparó, se convirtió en él, pero alguien de su calibre, ¿qué va a estar diciendo eso?

¿Para qué le cantan ese son?

A ver, una monja gana un concurso musical en la tele. Saca un disco y su primer sencillo es “Like a Virgin”. La iglesia se enoja. Nosotros retomamos la nota. Se vende más el disco. La historia se cuenta sola. De nuevo.

¿En serio?

¿Ya, por fin, meses después se estrenó Magia a la luz de la luna de Woody Allen en México? ¿Habrá otra versión de Hechizada en la tele?

¡Que alguien me explique!

¿Por qué no tengo ya mis boletos y mi avión para estar en el festival Pa’l Norte, que se llevará a cabo la próxima semana en Monterrey? ¿Los Tigres, Snoop Dog, Foster the People y Juanes juntos? Es lo mejor que he escuchado en años.

susana.moscatel@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.