• Regístrate
Estás leyendo: El Oscar y Marvel
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 03:05 Hoy

Estado fallido

El Oscar y Marvel

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

A ver. ¿Se acuerda de la queja eterna del Ariel? ¿De que la mayoría de la gente no ha podido ver la mayoría de las películas nominadas solo porque no se han estrenado y que por eso nadie está interesado? Pues creo que el Oscar se acaba de meter en berenjenal similar al admitir que necesitaba la categoría de Mejor Película Popular en su ceremonia y luego retractándose, diciendo que tenían que seguir en pláticas con los miembros de la Academia que no estaban enterados.

De hecho, estaban escandalizados. De la misma manera que lo estarían en la Academia mexicana si de pronto le empiezan a dar todos los Ariel a cintas como How To Be a Latin Lover de Eugenio Derbez. No porque la taquilla tenga que estar peleada con la calidad, pero sí porque si el objetivo es ir por millones y millones, hay ciertas fórmulas que hay que seguir en ciertos casos. Y eso genera productos, no obras de arte, qué se supone que es lo que se estaba premiando. ¿O no? Tal vez muchos tanto acá como allá ya olvidaron eso.

Confieso que me dio risa extrema escuchar que ahora sí harán una ceremonia del Oscar de menos de tres horas. Es chistoso porque al menos en los más de 15 años que llevo cubriendo semejante ceremonia, jamás han logrado esa meta y año con año se lo proponen. Pero la ABC no está contenta con que bajen los ratings. Así que le pidió a la Academia que llevara a cabo el revolucionario acto de copiar a prácticamente todas las demás ceremonias de premios en Estados Unidos y entregar algunos premios en los cortes comerciales. Luego en una breve edición se mostrarán. Acuérdense de mí ahorita. Durará más de tres horas otra vez.

Y en cuanto a lo de Película Popular la verdad es medio asquerosa, para ser amables. Como no es suficiente que los superhéroes, particularmente los de Marvel, sean los dueños de 9 o 10 meses del año, en cuanto a la atención del mundo, la ABC, que pertenece a Disney, así como Marvel, ha pujado para que este premio se lleve a cabo. Para poder decir algo así como “Oscar nominated Avengers” en sus póster. Y bueno, eso no tiene nada de malo, excepto que cada vez hay menos posibilidades de que los grandes estudios (a menos que hablemos de Netflix y Amazon) hagan películas que nos muevan otro tipo de neuronas y emociones. Que sean libres de intereses políticos. Que no vayan solo por la taquilla.

Y sí, Disney produce como nadie. Merece cada Oscar que ha ganado. En animación, el live action, en todo. Pero ¿necesitan más? Un par de amigos que pertenecen a la Academia me contaron que esa discusión se ha repetido, a gritos en ocasiones, en varias de sus reuniones. Formales e informales.

Así que ahí lo tienen. Otra vez el rating manda. O trata de mandar, al menos. Porque de que hubo oposición, la hubo. Pero si pierden ese argumento yo digo que ya deberían comprar MTV y unir el Oscar con el Kids Choice Awards, para el caso.

¿En serio?

¿El nuevo ícono de la inequidad nacional es un frapuccino de sospechoso y aterrador color azul celeste?

Twitter@SusanaMoscatel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.