• Regístrate
Estás leyendo: Cuatro maneras creativas de fregar a Trump
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 06:12 Hoy

Estado fallido

Cuatro maneras creativas de fregar a Trump

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Empecemos por Jonás Cuarón, quien desde que escribió Gravity, la cinta por la que su padre Alfonso ganó el Oscar, ya nos platicaba de Desierto y de su preocupación por los migrantes que tratan de sobrevivir el cruce de ese desierto o río mortal en busca de una mejor vida. Coincide que la cinta se estrenará por la mismas fechas en que se determinará el candidato republicano para la próxima carrera presidencial, y el discurso de odio de Trump (son violadores, traen droga, etcétera) queda como el contraste perfecto con la humanidad que Jonás retrata en su historia. Así que al presentarla lo hizo junto a una campaña con la que invita a todos a burlarse de las absurdas declaraciones del empresario y asegura que se las hará llegar. "Cuando México nos manda a su gente no está mandándonos a sus mejores personas", dijo Donald. ¿Qué mejor que un Cuarón o un Iñárritu (solo en términos cinematográficos) para decirle: "Bitch, please" (o en otras palabras: "No ma..."?

Pero no crean que molestar a Trump es solo un acto defensivo y de mexicanos. Hace dos elecciones, cuando no le paraba la Trump... al señor insistiendo en que Obama mostrara su certificado de nacimiento para demostrar que no había nacido en África, el gran comediante Bill Maher pidió que Trump mostrara el suyo demostrando que su padre NO era un orangután. ¿Qué creen que hizo el Donaldo? Lo demandó y con su acta de nacimiento en mano fue a demostrar que su padre no era un simio. Así como suena de imbécil la historia.

Ahí les va otra que me pareció maravillosa. Ayer el Boston Globe sacó una edición ficticia con puras noticias en las que "El presidente Trump" ya estaba en acción. Toda la edición es una gran editorial en la que se habla de las deportaciones masivas, la caída de los mercados, el caos militar ante órdenes radicales y hasta inevitables joyas que veríamos en la diplomacia si este señor gana, como la comparación que haría el supuesto presidente de Ángela Merkel con un rottweiler. El mismo Maher dijo en su último monologo: "Republicanos: pierdan con dignidad y jueguen a la ofensiva. Molesten a Hillary todo lo que quieran, pero no se autodestruyan poniendo a este señor como candidato".

De que hay protestas creativas, inteligentes, entretenidas y bienvenidas, las hay por todos lados. Para mí nada como mi adorada Chelsea Handler caminando por las calles de Aguascalientes con una piñata de Trump, cuerdas, palos y en la búsqueda de un árbol donde hacer la ceremonia. Ya podremos ver qué clase de colación tiene el tipo por dentro cuando Chelsea estrene su talk show en Netflix el 11 de mayo. No puedo esperar.

Mientras tanto, que el mundo creativo siga apuntando a lo aterradoramente absurdo que es que un discurso tan racista, absurdo y misógino siga funcionando, nos hace mucho bien.

Y miren que los mismos candidatos republicanos, solitos y sin ayuda, ya se han aventado varias joyas de la especie de "Tendré las manos chicas, pero tengo otras partes muy grandes" y "Mi esposa es mucho mejor en la cama que la tuya". Superpresidenciables, ¿no? Creo que para ese nivel de discurso está perfecto que la persona que les conteste cuando está evidentemente "alegre" sea Vicente Fox.

¿En serio?

¿Melissa McCarthy les ganó a Batman y a Superman juntos en taquilla?

@SusanaMoscatel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.