• Regístrate
Estás leyendo: Claire no mató a Kevin
Comparte esta noticia

Estado fallido

Claire no mató a Kevin

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Si ustedes decidieron pasar todo el fin de semana encerrados viendo la última temporada de House of Cards, ya sabrán si la presidente Claire Underwood mató o no a Francis, su ex marido y anterior mandatario, pero como pasaron algunas otras cosas estos días (como el estreno de Bohemian Rhapsody, por ejemplo), y el deseo de prolongar un poco más lo último de la serie de Netflix, muchos vamos paso a paso.

Cuidándonos (y fracasando) respecto a los spoilers, a veces esto parece una carrera en la que si no te apuras a ver la serie ya no eres considerado digno de compasión por parte de aquellos que se consideran los “verdaderos fans” y que la acabaron exactamente en la cantidad de horas que duraron los capítulos.

Pero ese no es el tema que me sorprendió tanto en este momento. Independientemente de cómo veamos esta temporada en términos de estructura, personajes y drama, nos hemos topado con algo que verdaderamente es aterrador.

Hombres muy, pero muy enojados, porque “las feministas les quitaron a su actor favorito con eso del #MeToo”. “Feministas, como la maldita perra que es Claire Underwood, pero en la vida real”.

Pongo entre comillas esas citas, porque una me la escribieron en mis redes sociales y la otra, alguien que de verdad estaba enojado y viéndome a los ojos, me lo dijo personalmente.

Hay una santa confusión entre la realidad y la ficción, la forma en la que pasaron las cosas, los hechos y las interpretaciones, que muchos ni siquiera saben que lo que acabó con la carrera de Kevin Spacey fue la acusación de un hombre (Anthony Rapp) y no una mujer. Y que si bien todo esto ocurrió durante la explosión inicial de este movimiento, Spacey nunca se distinguió por ser una buena persona con mucha gente que sí lo conocía.

En otras palabras, era mucho, mucho mejor actor que persona. En mis breves experiencias como entrevistadora con él, sí les puedo decir que fueron de las veces que más decepcionada he salido de hablar con alguien a quien admiraba tanto.

Una pena, pero no algo que me hiciera dejar de seguir su carrera como actor. No después de la brillante Belleza americana, de House of Cards, de tanto… 

Lo curioso aquí es que el personaje que Claire, que inicia la serie precisamente escuchando los mismos insultos que seguido escuchan las mujeres en el poder y que seguramente ahora debe estar recibiendo (y asumo que ignorando) a través de todos los medios posibles, es quien está siendo culpada. 

Así que si los escritores o productores de la serie decidieron “matar” a Francis (así empieza la temporada) no lo hicieron para abrirle paso ni a Claire ni a Robin Wright, la actriz.

Ellos sabrán si la decisión de “matarlo” fue un castigo más dentro del contexto , o una decisión creativa. Pero me queda claro que parecieron ser videntes. Como sea, ya párenle los que aman odiar, porque si bien es posible que Claire mató a Francis, no hay manera en que Robin matara a Kevin. De hecho, él casi se la lleva a ella y a todos con él.

susana.moscatel@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.