• Regístrate
Estás leyendo: Cher y Kolinda
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 01:47 Hoy

Estado fallido

Cher y Kolinda

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Como ya acabó el Mundial, solo me quedo con la sensación de cuál maravillosa fue la fiesta ya que en el momento que comenzó la premiación, también lo hizo la tormenta y la manera en la que eso no inmutó ni a la mandataria de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovi, quien abrazaba con amor absoluto a sus jugadores, quienes hasta para los que no sabemos nada de futbol, podemos ver que hicieron cosas brutales en esa cancha.

No podemos dejar de lado la alegría y generosisdad de Emmanuel Macron con todos ahí, pero, sin duda, hubo el tirano en la sopa. Nada grave, pero era casi de risa loca ver cómo una mujer impecable y un francés con todo el estilo del mundo gozaban el momento, mientras que el único paraguas que aparecía de la nada era para Vladimir Putin. ¿Pues, ya qué? Un momento claro e icónico respecto a quién es quién.

En fin. Terminaron las elecciones y se acabó el Mundial, así que, con su permiso, vuelvo a lo mío y les cuento un poco de la feliz impresión que implica ver a todo el elenco de la segunda parte de Mamma Mia! 2 (Here We Go Again) en estos momentos donde ya se vale hablar de otras cosas. De íconos, de alegría sin complicaciones, y de música, que algunos pensarían que son “de otros tiempos”, pero todos sabemos que son para siemrpe (también estaban los señores de Abba).

No voy a decirles aún cuál es el tema con Meryl Streep en esta cinta, porque me encantará que lo descubran ustedes mismos. Ya haré la reseña cuando estemos más cerca, pero sí les diré que es casi imposible hacer buenos musicales de rockola, moda que a lo grande en realidad inició la primera Mamma Mia! en teatro. ¿Cuáles me gustan? Muy pocos. Éste, Mentiras, Beautiful (de Carol King) Jersey Boys y ahora Meat Loaf, el Musical (también hablaremos de ello).

¿Qué es lo más emocionante de ver una segunda parte que algunos creerían que quizás no es necesaria? Una sola palabra: Cher.

Imaginen a Cher como abuela. Yo no puedo. La veo mucho más joven que a la mayoría de las mujeres de 35 años (las que se cuidan). Lo mejor es cómo se toma la vida. Relajada, contenta de estar ahí. Para ser considerada una de las más grandes divas del mundo, no se sentía la menor ínfula de grandeza y se notaba que todo el elenco: desde Andy García hasta Pierce Brosnan, pasando por Amanda Seyfried y Christine Baranski la adoran. Esta fue una de las cosas que nos dijo la intérprete de “If I Could Turn Back Time” (como si tuviera que hacerlo, ja).

“Todos se portaron tan lindos conmigo y luego, Meryl, estaba detrás de mí viendo cómo hacía mi número. Eso me hizo sentir muy bien, después del hecho, porque no lo sabía. Pero sí fue muy difícil llegar a un set donde eras extraña para todos. Conocía a algunos, claro, pero encima de todo era la abuela maldita. Pero debo decir que me sentí un tanto amada. Y como una gran abuela”.

De hecho es bisabuela en la cinta. Y yo de grande quiero ser como ella. Demonios, me hubiera gustado ser como ella es ahora de chica.

Twitter: @SusanaMoscatel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.