• Regístrate
Estás leyendo: Celulares del terror
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 09:51 Hoy

Estado fallido

Celulares del terror

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Me acabo de dar la divertida de mi vida platicando con Manolo Caro y con Miguel Rodarte sobre su versión de la cinta Perfectos desconocidos que en México se estrenará el 25 de diciembre. Ya más cerca de la fecha podremos entrar en mucho más detalle, pero estoy segura de que muchos de ustedes ya habrán visto, o al menos oído de las versiones previas y la original de esta cinta que, aunque es comedia, yo le describí a su director y actor como de una especie muy particular de terror.

La premisa es tan sencilla y tan actual que es perfecta. Un grupo de amigos, parejas, se unen y por algún motivo deciden que todo lo que aparezca en sus celulares esa noche, durante esa cena, será del dominio público. ¿Ustedes podrían sobrevivir eso sin salir al menos un poco lesionados? ¿En su relación? ¿En su ego? ¿En su vergüenza? ¿En la vida?

Esto me obligó, por supuesto, a hacer un recuento de todas las cosas que pasan por mi pantalla cada día. Cuántas de ellas me hacen esconder la imagen o lo expuesto en ello de cualquiera que se encuentre cerca, y cuántas ignoro porque están en un aparato que creo que puedo apagar.

Si pasaran en la “vida real” habría muy violentas o en el mejor de los casos, cómicas consecuencias.

Por eso me parece un extraordinario y fantástico ejercicio el que se esta llevando a cabo en tantos países del mundo, donde se están haciendo en un muy corto periodo de tiempo tantas versiones de la misma cinta. Cada una adaptada a la idiosincrasia y comedia de cada país o región.

En nuestro caso, con la siempre afortunada y divertidísima pluma de Manolo Caro en la adaptación y un elenco que sin duda conocemos por proyectos verdaderamente destacados por tantos años.

Nunca había pasado algo así ni en el cine ni en la televisión. Y eso es señal clara de que estos tiempos serán recordados por lo que nuestros celulares saben de nosotros. Cosas que ni siquiera nos atrevemos a confesarnos a nosotros mismos. Así que imaginen que pasaría si de pronto están a la vista de quienes consideramos nuestras personas más cercanas. Caos. Hecatombe. Comedia. Destrucción. Pues bien, eso ya esta ahí. No solo en una nube cibernética, sino en quiénes somos y cómo nos relacionamos con otros cuando creemos que nadie esta viendo. Fascinante. De terror. De risa loca. *corre a aprender a bloquear la pantalla con los de sistemas de MILENIO.

¡Que alguien me explique!

¿Por qué no son del mismo tamaño los titulares que acusaban a la actriz Daniela Castro de robar en una tienda que aquellos que consignan que se le declaró inocente?

¿Por qué, aunque sabemos que las acusaciones fueron desestimadas por la corte, preferimos seguir dando mala información a pesar del daño que le causamos a una persona? ¿Cuál es nuestra verdadera misión, entonces, como periodistas de esta fuente? ¿Destruir a pesar de todo?

susana.moscatel@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.