• Regístrate
Estás leyendo: Cállense o morirán
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 14:15 Hoy

Estado fallido

Cállense o morirán

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Fue increíble entrevistar a Emily Blunt y a John Krasinski respecto a su nueva película de terror, Un lugar silencioso, por varios motivos, pero este es mi favorito: ellos son todavía menos fans que yo de las cintas de “espantos”. Y vaya que eso es decir mucho.

“Para nada era fan”, dijo John, quien también funge como director y esposo de Emily tanto en la vida real como en la cinta. “Estaba aterrado. Casi nunca las veía porque sí me dan miedo. Lo que sí sé es que me conecté con la familia. Sí sabía cómo hacer una película respecto a proteger a tus hijos, porque estaba en ese preciso momento. Si puedes escribir una película que trata de tener miedo de perder lo que más amas, entonces depende de ti que la película se sienta como debe sentirse”.

Y es realmente increíble, porque, en efecto, él y Blunt acababan de tener a su segundo bebé cuando esta cinta llegó a sus vidas (“Voy a dejar que la vean cuando tengan cuarenta años”, bromeó el director) y sin la menor duda logran capturar un sentimiento más allá del tan solo “hay algo paranormal o alienígeno o siniestro que nos quiere matar”. Es en efecto una película familiar, aunque sin duda no para niños. De hecho, es de esas cintas que tienen el potencial de hacer que te cuestiones exactamente por qué las cosas que te asustan lo hacen de esa manera.

“No me gustan las películas de terror”, dijo Emily contundentemente. “No las he visto. John, para su investigación tuvo que verlas todas, y me decía: ‘¿quieres ver esto?’, y yo literalmente le decía: ‘No. Quiero ver Shark Tank o algo así. Yo no puedo verlas. Creo que la última película de terror que vi fue Scream y no pude ir a un baño público nunca más”.

Para quien no haya visto los adelantos o sepa de qué se trata es una premisa tan sencilla que resulta brillante. Unos seres, asumimos alienígenas, están cazando todo lo que existe en la tierra. Tristemente para la mayoría de la humanidad el hecho de que son ciegos, pero que tienen una especie de oído magistralmente desarrollado es descubierto muy tarde. Pero quedan pocos, como la familia Abbott que han encontrado maneras de mantenerse vivos. Aunque lo cierto es que uno nunca sabe de dónde provendrá el siguiente sonido. Eso, señores, da miedo. Pero da mucho qué pensar también.

Así que amantes del género, sean felices. Y los que no lo somos: esta es la película que podemos ver. No porque no nos vaya a asustar. Que sí. Pero porque nos va a dejar pensando en muchas cosas más. Inténtenlo. Y no hagan ruido durante la función, por lo que más quieran.

¿En serio?

¿La nueva integrante de Ventaneando es una niña? ¿Ha nacido la nueva generación en este rubro? ¿La veremos crecer o será temporal? ¿La alejarán de las redes sociales? (por favor, por más bien que le vaya, háganlo).

susana.moscatel@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.