• Regístrate
Estás leyendo: “‘Bad’ hombres”, desde Las Vegas
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 07:45 Hoy

Estado fallido

“‘Bad’ hombres”, desde Las Vegas

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Trump: “El sistema está arreglado en mi contra”.

Hillary: “Dijiste lo mismo cuando no te ganaste un Emmy tres años seguidos”.

Trump: “Debí haber ganado esos Emmy”.

Por más que me causa repulsión el personaje naranja (un naranja más tenue en este debate) debo de admitir que reí. Risa nerviosa, pero ahí estaba. Y es que a pesar de ciertos momentos inauditos y de antología como el siguiente:

Trump: “Nadie tiene más respeto para las mujeres que yo” (con carcajadas incluidas del auditorio). Hay que decirlo. El tío se comportó un poco. No le ganó el hígado como en otros debates, mantuvo los pucheros al menos razonablemente bajo control. Y solo dijo wrong unas 19 veces, en lugar de repetirlo durante cada frase que emitía Hillary como en los otros dos debates.

Es curioso cómo estos debates se han vuelto grandes eventos televisivos a escala mundial. En lo personal tengo el mismo impulso de seguirlo y comentarlo en redes sociales de la misma manera que lo hago durante las ceremonias de premios de cine o música. Pero claro, aquí las consecuencias son contundentes y verdaderas. Para todos, no solo para Estados Unidos. Por eso admito que fue sorprendente ver a un Trump más estudiado. Asesorado de otra manera. Menos incendiario, a pesar de sus aterradoras políticas.

Pero aunque fue menos circo evidente, hay cosas que no podemos dejar pasar. El contradictorio discurso sobre su relación con los latinos y la cínica declaración del candidato sobre el primer mandatario de México al decir: “El presidente de México es un muy lindo hombre”. Bueno, supongo que lo que pasa en Twitter, a las tres de la mañana, se queda en Twitter.

Pero el tema, en lo que se refiere al espectáculo de la política, es el siguiente: ¿debía Hillary llevar el discurso al lodo desde donde se había estado manejando Trump? Lo intentó un par de veces con sutileza, pero muchos demostraron su decepción de que el tema que nos ha tenido tan horrorizados, (su trato a las mujeres), no haya sido restregado, expuesto y amplificado como ha ocurrido por todos lados los últimos días.

“Tengo una sensación”, dijo Trump, “que eso viene de su campaña (apuntando a Hillary) o eso o mujeres que quieren sus 10 minutos de fama. Como sea, ni siquiera le ofrecí disculpas a mi mujer, que está aquí, porque ni hice nada”.

Se habló de muchos temas y el moderador Chris Wallace tuvo muchísimo más control que otros en otros debates de estas dos personalidades alfa.

Estos días es imposible deslindar el espectáculo televisivo de sus consecuencias políticas, económicas, migratorias y hasta potencialmente bélicas. Y hay cosas que son bastante claras, como la afinidad de Trump con personajes terroríficos como Vladímir Putin. “No conozco a Putin, ha dicho cosas muy lindas de mí. Si nos llevamos bien, qué padre”.

Y claro, los momentos infantiles como mi papá es bombero y te moja como:

Hillary: “Es que prefiere un títere en la presidencia”. (Refiriéndose a Putin hacia su opositor)

Trump: “Tú eres el títere”. No faltaron.

Muchos se quejaron de que este debate no fue tan divertido como otros. Muchos que no piensan que si queríamos ver perder a Trump ante esos aterradores indecisos esta era la noche. Claro, nos quedamos con joyitas como su frase de “bad hombres”, pero en general ¿quién diría que sería en Las Vegas donde Trump al fin pudo medio contenerse?

¡Que alguien me explique!

¿Si Trump lograra acabar con el tratado de libre comercio como amenaza, los cineastas mexicanos que tanto han culpado a este trato por los problemas en nuestra industria estarían contentos?

¿En serio?

¿“Vote for Vote” en nuestro futuro cercano?

susana.moscatel@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.