• Regístrate
Estás leyendo: Él, Axl Rose
Comparte esta noticia

Columna de Sofía Reyes

Él, Axl Rose

Sofía Reyes

Publicidad
Publicidad

Con el anuncio de que Guns N' Roses se presentó anoche en la sala de conciertos Troubador en Los Ángeles, con un costo de diez dólares, se hace oficial el regreso de la banda, con Axl Rose y Slash en la alineación original.

Desde su anuncio se han escuchado todo tipo de comentarios: que si Axl está viejo y gordo, que si seguirá plantando a la gente en los conciertos de la gira, que si seguirá enganchado a las drogas y esto influirá en su desempeño.

En una entrevista de tres bloques, telefónica, Del James le pregunta sobre el tema.

Axl responde: "Quizá yo también soy como un maldito vagabundo que intenta conseguir lo que me corresponde más rápidamente.

"No quiero incomodar al público por llegar tarde, pero nunca en un día muy duro subiré al escenario, es que simplemente no puedo subir sintiéndome mal. No quiero subir al escenario a menos que sepa que puedo ganar y puedo darles el valor de su dinero a los espectadores. Estoy luchando por mi propia salud mental, buscando sobrevivir en paz. Estoy haciendo mucho trabajo de autoayuda, y afortunadamente puedo permitirme el lujo de relacionarme con las personas con las que trabajo".

El Troubador alojó a la banda en sus inicios, todos los martes, y ahí fue donde Axl recuerda que incluso contaban con bailarines que acompañaban los temas, y habla de Slash como la mano derecha de la agrupación.

"Amo a Slash. Somos como dos polos opuestos de energía, y nos equilibramos. Nos empujamos a trabajar más duro y de esa manera complementarnos. Teníamos un show en Dayton (Ohio), y Dougie y yo pensamos que él había dicho algo desagradable hacia mí en el escenario. Fue la noche que me corté la mano. En los bastidores tenemos monitores y mientras me estaban vendando la mano, pensé que había oído que él habló mal de mí. Envolví mi mano en una toalla y dije: 'Dejémoslo así, para que pueda terminar la muestra'. Regresé al escenario y le dije que le daría una patada en el culo delante de 20 mil personas. Eso fue una mierda. Yo estaba equivocado, y en el momento en que comprendí que me equivoqué, me disculpé. Alguien que está apoyándome tan fuertemente como él lo hace, es una mano que nunca quisiera morder", detalló antes de que su relación empeorara y luego mejorara.

Y nada, Axl se presentará gordo y viejo el 19 de abril de 2016 en la ciudad de México, pero no hay aún máquinas criogénicas para mantenernos como a los 19.

@soft_reyes

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.