• Regístrate
Estás leyendo: Cuando los 'millennials' derrocaron a 'Playboy'
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 16:51 Hoy

Columna de Sofía Reyes

Cuando los 'millennials' derrocaron a 'Playboy'

Sofía Reyes

Publicidad
Publicidad

La conocida industria del entretenimiento erótico y pornográfico ha cambiado en las últimas décadas para cumplir las expectativas del público: mujeres más jóvenes, sexo más explícito, fantasías a la carta, la mayoría de ellas al alcance de un click.

Playboy dejó de ser la fuente primigenia de la pornografía como ahora la conocemos, porque no basta con fotos perfectamente producidas, la generación millennial lo quiere de otra forma y lo quiere ahora.

Rafael Santeria, actor y productor de la industria, tiene una historia que contar. Él cree que los chicos punkrock y hipsters deben entrar en las pantallas de la pornografía: esa generación millennial diversificada, sin temor al sexo, merece su espacio, uno más complejo y racional.

"Para mis videos, me hago la pregunta, ¿por qué voy a tener sexo? ¿Por mi placer, por mi honor, por mi sadismo?", responde en entrevista el actor y productor alemán Rafael Santeria, quien se caracteriza por tener tatuajes en el cuerpo y en el rostro, en la encarnación del neopunk del siglo XXI.

Hace falta, para él, más apertura ante las subculturas, pues permanecieron muchos años detrás de lo que revistas como Playboy promueven: la perfección de sus integrantes y de sus prácticas.

"No tengo idea de cómo la pornografía influye en nuestra vida privada y económica en absoluto. Hay muchos fabricantes de negocios locales y consumidores por ahí. Por Dios, ¡qué lío de ideas, deseos y acciones que está pasando aquí, en la red. Pero es una buena cosa que todos puedan acceder a los medios eróticos y pornográficos, porque liberan la mente", dijo.

"Yo soy un gran experimento en esta pregunta. ¿El chico intelectual sensible y de buen corazón puede sobrevivir al frío viento del negocio internacional de los adultos? Si se me encuentra esquizofrénico entre los botes de basura del porno en la red, entonces hay algo mal con ese mundo", concluyó.

Así que propuestas como Eronite, la casa productora del alemán de 27 años, serán los que reciban a los migrantes del género ya sin conejitas.

@soft_reyes

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.