• Regístrate
Estás leyendo: Meade, casi 24 años después
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 13:54 Hoy

En Plural

Meade, casi 24 años después

Sergio Villafuerte

Publicidad
Publicidad

Ayer, José Antonio Meade Kuribreña se registró como aspirante a la candidatura del PRI rumbo a la presidencia de la República en medio de ovaciones, porras rimaditas y lluvia de confeti, pero también en medio de un México que, a casi 24 años de distancia, sigue debatiéndose entre el hambre y la sed de justicia.

Si bien el entorno es distinto, es ineludible hacer las comparaciones con aquel otro candidato, el Luis Donaldo Colosio Murrieta del marcadísimo orgullo partidista, característica que al parecer algunos quisieran proscribir ahora, esconderla bajo la alfombra.

Ayer Meade dio un discurso de los más importantes entre los muchos que pronunciará de aquí al día de la elección.

La alocución llamó a la esperanza de sus partidarios, pero como la de Colosio el 6 de marzo de 1994, fue un "te lo digo PRI, para que me escuches México".

Por eso vale la pena intentar, al menos somero, un análisis paralelo:

El domingo, Meade habló de "trabajar con rumbo cierto y con experiencia; construyendo y no destruyendo; en diálogo y no en confrontación. El que siembra odio cosecha soledad".

En su momento, frente al monumento a la Revolución, Colosio afirmó: "Aquí está el PRI para mantener la paz y la estabilidad del país, para preservar la unidad entre los mexicanos".

JAMK: "Apostamos por la experiencia y no por la ocurrencia. En los programas, no en los caprichos. En las instituciones y en la ley, y no en las profecías".

LDCM: "¡México no quiere aventuras políticas ni quiere saltos al vacío! ¡México no quiere retrocesos a esquemas que ya estuvieron en el poder y probaron ser ineficaces! ¡México quiere democracia, pero rechaza su perversión: la demagogia!"

JAMK: "Creemos en el hambre de servicio, no en el hambre de poder. Estamos del lado de las víctimas, no de los victimarios. Tenemos que anteponer la paz al conflicto y consolidar una cultura de respeto a la ley".

LDCM: "Yo veo un México con hambre y con sed de justicia. Un México de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían de servirla. De mujeres y hombres afligidos por abuso de las autoridades o por la arrogancia de las oficinas gubernamentales.

Veo a ciudadanos angustiados por la falta de seguridad, ciudadanos que merecen mejores servicios y gobiernos que les cumplan".

JAMK: "Es el momento de los jóvenes, de su desarrollo. Su rostro será el del conocimiento, de la innovación, del triunfo".

LDCM: "Yo veo un México de jóvenes que enfrentan todos los días la difícil realidad de la falta de empleo, que no siempre tienen a su alcance las oportunidades de educación y de preparación".

JAMK: "Habrá un combate frontal y definitivo a la corrupción. Ni un solo peso al margen de la ley. Ningún privilegio más que el de ser mexicano".

LDCM: "¡Es la hora de cerrarle el paso al influyentismo, a la corrupción y a la impunidad! Es la hora de la Nación, de ser fuertes todos haciendo fuerte a México"

Hay mucho más, pero el mejor juicio sobre las similitudes o diferencias lo tendrán los ciudadanos en general, y los priistas en lo particular... Por cierto, aquella tarde Colosio advirtió:

"No queremos candidatos que, al ser postulados, los primeros sorprendidos en conocer su supuesta militancia, seamos los propios priistas".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.