• Regístrate
Estás leyendo: La marca Del Mazo
Comparte esta noticia

En Plural

La marca Del Mazo

Sergio Villafuerte

Publicidad
Publicidad

Esta semana los mexiquenses recibimos la mala noticia de que Don Alfredo Del Mazo González, el segundo de una destacada dinastía de tres gobernadores del Estado de México, falleció a los 75 años de edad, víctima de la enfermedad pulmonar que incluso lo llevó a utilizar de manera permanente un tanque de oxígeno y radicar en el puerto de Acapulco, Guerrero.


Y es mala noticia porque se trató de un destacado gobernante, y eso lo reconocen hasta quienes fueron sus oponentes en la cuestión política. Contó en su trayectoria con variados logros, incluyendo el ser, a los 38 años, el personaje más joven en asumir la gubernatura del Estado de México en aquel septiembre de 1981.


Nadie le regatea los méritos, y quizá su gran pecado fue figurar demasiado para pesar de algunos. Baste recordar que su imagen política creció tanto, que llegó a ser considerado como sucesor de Carlos Hank González en el liderazgo del “Grupo Atlacomulco” y por su cercana relación con el presidente Miguel de la Madrid Hurtado (quien lo consideraba su hermano menor), se emparejó políticamente con el entonces Secretario de Programación y Presupuesto Carlos Salinas de Gortari y el de Gobernación Manuel Bartlett Díaz como prospectos para la presidencia en 1988. Es historia conocida.


Lo cierto es que, 36 años después, la marca puede volver a brillar. El camino que está transitando su vástago empieza a preocupar a más de uno, pues Del Mazo Maza, con gran oficio está sorteando un entorno adverso jamás imaginado por un priista, y se le ve entero y avanzando. Además, formando una generación de nuevos políticos que lo han acompañado firmemente en la brega. Por mencionar solo a un par de ellos, está Juan Jaffet Millán, ahora diputado local; y Rodrigo Jarque Lira, Secretario de Finanzas. Pero el listado breve es injusto, porque hay muchos ejemplos.
Los tiempos ya no son los de antes, ciertamente. No se puede jugar al futurólogo como cuando había más certezas, pero lo real es que, en el imaginario popular, con la sensible pérdida de su padre, queda muy clara la estafeta y el ejemplo de entereza para uno de los que sin duda tienen con qué ser protagonistas en el corto plazo. El reloj sigue su march

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.