• Regístrate
Estás leyendo: Follow the leader
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 11:29 Hoy

En Plural

Follow the leader

Sergio Villafuerte

Publicidad
Publicidad

Es de pena ajena la ya añeja tradición de nuestro país de "bailar al son que nos toquen". De pronto parece que la patria, y particularmente sus autoridades, llevan en el ADN la vocación por el ridículo internacional. La sospecha se refuerza con el reciente anuncio del departamento del Tesoro Estadounidense acerca de una investigación (llevada a cabo durante años) en la que concluyeron que la extensa red de lavado de dinero de un importante narcotraficante incluía a dos laureados ídolos juveniles mexicanos, uno deportivo y otro musical.

En México, la opaca danza de los narcomillones no sale a la luz pública sino hasta que al Tío Sam le da la gana, y por supuesto lo hace de manera coyuntural a conveniencia, como ahora, cuando las negociaciones y el trato con Estados Unidos es nuestro dolor de cabeza crónico, tendiente a migraña política.

¿Pero es que en serio ni cuenta nos habíamos dado de la existencia de Raúl Flores Hernández y su cadena de 43 empresas de lavandería?, Además de los "buenos oficios" de la Unidad Especializada en Análisis Financiero en la Procuraduría General de la República, se supone que están los de la Unidad de Inteligencia Financiera, a cargo de la Secretaría de Hacienda... ¿nada en cinco años?

Recordemos que en octubre de 2012 se estableció la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita.

La explicación que dan las autoridades de la SHCP serían la envidia de Eliot Ness: "La Ley tiene por objeto proteger al sistema financiero y la economía nacional (...) prevenir y detectar actos u operaciones que involucren recursos de procedencia ilícita".

Aclaran que diversas actividades "no financieras" son consideradas vulnerables. ¿Cuáles?, bueno pues, entre otras, "la compra venta de inmuebles, vehículos (aéreos, marítimos y terrestres), joyas, obras de arte, tarjetas de prepago; así como ciertas operaciones realizadas por agentes intermediarios"

En lo que hace a la Procu, llama la atención que la oficina de sus especialistas está adscrita directamente a la oficina del Procurador, y lo mejor: "de manera coordinada participan en el seguimiento y cumplimiento de las recomendaciones antilavado de organismos internacionales". Al son que les toquen, pues.

En su momento, la creación de esta dependencia (nunca mejor dicho) generó la expectativa de que, ya con un marco jurídico en mano, dejáramos de perseguir dealers de barrio a balazos y empezaran a caer peces gordos a través de pegarles en el bolsillo. Se soñaba con averiguaciones previas "más robustas" y claro, con sentencias. ¿Usted sabe de alguna?

Para no perder la cadenita Estados Unidos-México... la entidad mexiquense se quita un poco la modorra cuando algo relevante pasa a nivel nacional. Aquí, decenas de hoteles de paso en los que nadie se hospeda, numerosos estacionamientos que nadie ocupa, desarrollos inmobiliarios que lucen abandonados... ¿ni un foquito rojo?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.