• Regístrate
Estás leyendo: 2017-09-04
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 22:53 Hoy

En Plural

2017-09-04

Sergio Villafuerte

Publicidad
Publicidad

Dicen que en política no hay sorpresas, solo hay sorprendidos. Para no ser de este selecto grupo, a los cientos de políticos mexiquenses que entusiasmados con el "Efecto Peje" ya preparan la patada al pesebre de sus partidos, les vendría bien leer con atención lo que ocurrió en la designación de Claudia Sheinbaum como virtual candidata a la jefatura de gobierno sé la Ciudad de México, con una muy sospechosa encuesta.

Aunque debería bastarles recordar el antecedente de cómo, de la nada, Delfina Gómez Álvarez fue "electa" abanderada de ese partido a la gubernatura mexiquense por el dedo divino, si bien es cierto que, tratando de maquillar el feo asunto, compitió contra otra precandidata, América Rivera Tamizón (¿alguna pista de dónde anda ahora?), quien finalmente emprendió la graciosa declinación en favor de la maestra texcocana.

No deben olvidar también que dicha puesta en escena ocurrió luego de que López Obrador "le echó la bendición" como promotora de la soberanía nacional en la entidad (cualquier cosa que eso signifique) en una estratagema que incluso sirvió para hacer labor proselitista y burlar a la autoridad electoral con actos anticipados de campaña.

Los chapulines, optimistas, están soslayando el factor de los que hicieron "la talacha" por varios años para poner a Morena donde está actualmente, que se sienten con mayores méritos y no están nada contentos con los recién llegados.

Tomemos sólo un caso de muchos: en una entrevista realizada por mi compañera reportera Alicia Rivera a Raciel Pérez Cruz, ex perredista y ahora aspirante en Tlalnepantla a la Coordinación Municipal (así le llaman en Morena a los huesos locales), dice que quienes han trabajado desde su fundación "no deben sentirse desplazados por el registro de aspirantes que militaron en partidos como el PAN y el PRI". Sí cómo no.

Pérez competirá con 18 más que pretenden la candidatura por la alcaldía de esta demarcación, entre ex priistas y ex panistas, y afirma que su nuevo partido no es uno que vaya por cargos. "Se acordó que nadie es dueño de Morena", asegura. ¿Ya se lo habrán informado a Andrés Manuel?

En el Estado de México ya abrieron su convocatoria y, dicen, serán 400 consejeros estatales quienes elijan las ternas (sic) para de ahí escoger (sic) a los coordinadores de organización municipales y distritales locales y federales. Seguramente a través de las únicas encuestas que el tabasqueño considera "no cuchareadas": las suyas.

Seremos testigos de muchos saltos al vacío tras un espejismo. Hay ingenuos que creen que en 2018 Morena contará con los miles y miles de votos que les dejó el "fuego amigo" al interior de otros partidos el pasado 4 de junio, y la realidad es que, con tanto cartucho quemado, pueden perder miles y miles de votos de fundadores resentidos con el "Defecto Peje".

El 2018 ya está aquí. Llegó el tiempo de las traiciones.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.