• Regístrate
Estás leyendo: El enigma del gabinete
Comparte esta noticia
Domingo , 09.12.2018 / 18:46 Hoy

En Plural

El enigma del gabinete

Sergio Villafuerte

Publicidad
Publicidad

Aquella noche de 2011, luego de un proceso electoral sin grandes contratiempos, a los reporteros se nos hizo saber "en corto" que por fin anunciarían a los integrantes del equipo que llevaría las riendas del Estado de México por los próximos seis años. Poco a poco, casi con sigilo, fuimos llegando a un hotel en la zona norte de Toluca. Se cruzaban las últimas apuestas entre los muchachos.

De inicio se confirmó quién sería el comunicador del sexenio de Eruviel Ávila, cuando por fin apareció Raúl Vargas por los pasillos. Él haría el anuncio de su cargo y los del nuevo gabinete.

La sorpresa es que no hubo sorpresas. Entre los nuevos secretarios, muchos personajes que no estaban en la palestra estatal porque eran más bien sus cercanos en la alcaldía de Ecatepec; otros tantos, de viejo cuño en cargos secundarios de la administración estatal saliente. Al Contralor, al Procurador y al de Salud, los ratificaron en el cargo. El que era secretario de Desarrollo Metropolitano pasó a ser de Medio Ambiente. En fin... nada que sorprendiera o diera visos de estrategia. Algún reportero deslizó discreto: "es un gabinete de transición" y al tiempo.

Lo cierto es que a lo largo de su periodo, la recomposición del gabinete Eruvielista alcanzó a más de 20 funcionarios de mandos medios y superiores. Algunos se fueron de diputados, otros pasaron de un cargo a otro en el ejecutivo estatal, algunos más al gobierno federal. El mismo Vargas terminó de secretario del Medio Ambiente... todo parece indicar que los ajustes de seis años obedecieron a cuestiones políticos-electorales, primero, y después al cumplimiento de objetivos del plan de desarrollo estatal. El único de cabo a rabo en el sexenio fue el titular de Desarrollo Económico.

Muchos compañeros, reporteros de aquella noche, ahora se devanan los sesos para tratar de dilucidar la alineación de Alfredo Del Mazo Maza. Está claro que hay personajes cercanos que transitaron una campaña cuestarriba, pero con esos no alcanza para las carteras que hay. Por eso otros miran atentos las señales de ex gobernadores, estudian el cabildo que Del Mazo encabezó en Huixquilucan, atisban posibles "importaciones" desde el gobierno federal y los más desesperados empiezan a darle alguna credibilidad a las decenas de "listas desinteresadas" filtradas a los medios...

Hasta ahora el posible gabinete de Del Mazo ha sido enigmático, quizá el más en varios sexenios. Y es que de eso depende mucho la tarea nada fácil de dar resultados en unos cuantos meses para que el empuje les alcance a impactar la complicada elección de 2018.

Quién sabe si Alfredo Del Mazo ha podido dormir bien en estos días decisivos, pero todos esperan que sea el equipo que le hace falta a la entidad para despegar de una vez por todas en múltiples y delicados temas. Ojalá no se pierda valioso tiempo con un gabinete "de transición".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.