• Regístrate
Estás leyendo: Dolor de ausencia e incertidumbre
Comparte esta noticia
Lunes , 20.08.2018 / 14:49 Hoy

Dolor de ausencia e incertidumbre

Publicidad
Publicidad

Particularmente en estas fechas, la pérdida de un ser querido es una situación terrible.

Aún más cuando está sumida en la incertidumbre porque no se trata de una persona que falleció recientemente, sino que simple y sencillamente "desapareció".

Y es que, encima, el contexto social de violencia es estremecedor, particularmente en el caso de las mujeres:

De acuerdo con la fiscalía estatal, hasta el 13 de diciembre pasado en 2017 se habían cometido 60 feminicidios en la entidad.

Muchas de las víctimas se habían reportado previamente como desaparecidas.

Por supuesto que todos los casos son lamentables.

Las familias se hallan de pronto en un infierno de dudas al que se agrega el periplo de la búsqueda en el que se ven inmersas, entre la burocracia y las mil versiones propagadas mediante redes sociales.

Cada ausencia es una historia de angustia y desesperación, pero se asume que es especialmente grave en el caso de los menores.

En este supuesto, por desgracia es frecuente la respuesta ante la denuncia en el ministerio público:

"Hay que esperar 48 horas. Seguro se fue con el novio o con amigos. Ya aparecerá".

Por ahorrarse un poco de chamba, algunas rémoras del presupuesto son indolentes.

Pero el problema también radica en que no sabemos los procedimientos adecuados, pues nadie está preparado para ello.

La Alerta Ámber es un sistema de búsqueda nacional que, debe quedar muy claro, es independiente de la "carpeta de investigación" en el ámbito penal.

Es exclusivamente para menores de edad y para iniciar el procedimiento no se requiere esperar el lapso de 48 horas, por el evidente estado de riesgo y vulnerabilidad de una posible víctima.

Este año en el Estado de México, hasta fines de septiembre pasado, se habrían detonado 273 Alertas Ámber y 220 menores habían sido localizados, de éstos, lamentablemente 3 fallecidos.

Continúan desaparecidos 53.

La Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) asegura que junto con Tamaulipas y Sinaloa, aquí es donde más casos se presentan y menos alertas de este tipo se detonan, y según su director, Juan Martín Pérez García, la entidad encabeza la lista nacional de desapariciones de niñas, niños y adolescentes ya que, dice, una de cada 4 ocurre aquí.

Puede ser cuestionada por algunos, pero la Alerta Ámber ha sido lo más efectivo hasta ahora.

Funciona "a través de la difusión masiva e inmediata de un formato único de datos con fotografía, en todos los medios de comunicación disponibles", para lo cual se activa una alerta estatal, nacional e incluso internacional, con la participación de todos los órdenes de gobierno, sociedad civil, medios de comunicación, empresas y todos aquellos sectores y personas que deseen colaborar en la búsqueda y localización.

Incluidos usted y yo.

Ciertamente no faltan casos de ausencia voluntaria, por capricho adolescente o por lo que sea, pero con la sola posibilidad de que no sea así, vale la pena intentarlo.

También pienso que deberíamos esperar siempre a que los familiares inicien la mencionada alerta oficial para difundir la búsqueda seria, pues hacerlo "por la libre", únicamente en nuestras redes sociales, implica el riesgo de extorsión o que se mal informe en calidad de chisme, se "chotee" el asunto y al final nadie ayude a buscar nada...

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.