• Regístrate
Estás leyendo: Timbre postal
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 09:36 Hoy

Negocios en Movimiento

Timbre postal

Sergio Luis Naumov

Publicidad
Publicidad

El timbre postal, también conocido como sello postal, estampilla o estampa, que tiene sus inicios allá por el año de 1834 en el Reino Británico, es utilizado hasta la fecha para enviar cartas o correspondencia de un lugar a otro. El timbre tiene un valor determinado y este va incrementándose dependiendo de los kilómetros o distancia del destinatario; entre más distancia determina el valor o el número de estampillas. A este lo sustituye casi en su totalidad el correo electrónico que es enviado a través de una red de computadora, el cual comenzó a desarrollarse en 1963 siendo el primer correo enviado en 1971. Aunque realmente se comenzó a utilizar en los negocios a principios de la década de los 90’s, hoy prácticamente es el único medio que todos utilizan para el envío de correspondencia para obtener una respuesta, que obviamente tardaría días en llegar dependiendo la distancia; hoy es prácticamente inmediata.
Vemos qué pasa en los negocios, respecto a pegarle estampillas postales a ciertos momentos en la vida cotidiana:
El saludar a todos por la mañana y despedirse por la tarde, equivaldría a pegarle un timbre a esa acción.
Reconocer al buen trabajo de un colaborador, dos estampillas de gran valor.
Preocuparse y ocuparse por integrar al personal de la empresa, mediante eventos deportivos, sociales y culturales, quizás 10 estampas. Llevar una junta o reunión con orden y estructura, cinco sellos postales de gran valía.
Retroalimentar al colaborador que le hace falta mejorar, 15 timbres postales.
Contratar al mejor candidato que se apegue al perfil de puesto y a la cultura de la organización, 25 estampillas de gran valor.
Retirar de la empresa al colaborador que comete muchos errores y no ha aprendido a corregirlos, 30 estampas, bien pegadas.
El ser buen líder de la empresa y del departamento, simplemente llena el sobre de timbres.
La restructura inteligente de acuerdo con las necesidades del mercado, 35 sellos postales.
Cuidar que la buena comunicación entre las áreas fluya eficientemente, 15 estampillas de buen costo.
Despedir a un mal director de empresa, llenar el sobre de timbres de lado y lado.
Reducir el negocio para obtener más ganancias, de acuerdo con el mercado, 100 sellos.
Ampliarse en ubicaciones o giro, 70 estampillas de buen valor.
Depurar a los clientes malos, 50 timbres, sin que estos causen dolor por el costo, seguro será inversión.
-Cartero, ¿recibí correspondencia?
-¡Si el 100 por ciento de las cartas que están en mi clásica y vieja maleta café son de usted!

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.