• Regístrate
Estás leyendo: Pedacitos de mercados (II)
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 15:00 Hoy

Negocios en Movimiento

Pedacitos de mercados (II)

Sergio Luis Naumov

Publicidad
Publicidad

La señora Rivero y su esposo, ¿los recuerdan? La pareja que se fue de compras a un centro comercial el día de ayer, y que parecían no tener freno, bueno más bien no lo traían puesto; pero ahí en la cena le comentó la señora a su marido: “fíjate que vi unas ofertas increíbles en alguna tiendas, ¿podemos regresar mañana? Solo será un momento y listo, te prometo que con eso termino”. “Va bien”, le respondió el noble esposo, “venimos cerca de medio día y aprovechamos a comer en ese restaurante que está enfrente, se ve que la comida esta deliciosa”.

Como a las 11:00 de la mañana llegaron, continuaron con la dinámica del día anterior, cada quién por su parte. Ella se dirigió a las tiendas de zapatos, allí toda la tienda estaba en oferta, y ya saben por la compra de 11/2 llévese 2 pares, y si compra con la tarjeta de este banco le damos hasta 12 meses sin intereses.

El esposo entró a una tienda de gran prestigio, y que cuenta con la propia tarjeta de crédito, la cual le ofrecía grandes descuentos por la temporada de verano, y ¡pues sí aprovechó la oferta en adquirir un buen “ajuar de pantalones y camisas”, nada caro porque las compró a 24 meses sin intereses; qué bien ¿no?

Ya como a las 3:00 de la tarde tenían hambre, y se encontraron en el deseado restaurante en el que habían hecho una reservación, después de contarse mutuamente todas las grandes adquisiciones que habían hecho; entre 6 pares de zapatos, una docena de vestidos más, 5 pantalones y 7 camisas, 2 pares de zapatos para él, y hasta el último modelo del teléfono celular que esta moda, ¡bueno, la plática parecía que estaban compitiendo!

De ahí terminaron de comer y después de pagar una suntuosa cuenta, salieron a la tienda de autoservicio a comprar el mandado; pero al salir, se encontraron con una agencia de viajes nueva, que ofrece “grandes vacaciones” a solo 150 pesos, sí, muy barato, ahh y todo incluido: avión, hospedaje, transportación, alimentos y hasta las propinas. Después de echarse unas miraditas, compraron un viaje maravilloso a Cancún para pasar la Navidad ahí, 5 noches y 6 días, ¿a 150.00? Sí pero por semana, y durante los siguientes 6 años, increíble, ¡pues les salió muy caro!

¿Se percataron de todo lo que pasó en este gran Safari de compras? Los señores Rivero compraron de todo, quedaron muy satisfechos, fueron cautivos de toda la mercadotecnia y publicidad que nos podamos imaginar, gastaron lo que no tienen, le dieron de ganar a todas las tiendas en donde compraron y quedaron endeudados con el banco para los siguientes seis años. O sea, ¿todo lo que traigan puesto lo deberán? Hay que tener mucho cuidado de ser presa de las campañas de marketing; seamos conscientes de la situación que cada quién tiene.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.