• Regístrate
Estás leyendo: Aquel viejo modelo educativo
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 14:29 Hoy

Último Round

Aquel viejo modelo educativo

Sergio Gómez

Publicidad
Publicidad

La voz crítica de Marx, como dardo, es lanzada al público: “He leído sus discusiones interminables sobre educación. ¡No tienen sentido! Enseñan todo lo necesario para triunfar en el mundo capitalista pero ¿enseñan a los jóvenes a luchar por la justicia?”.

Se trata de las palabras que el historiador estadunidense Howard Zinn puso en voz del gran pensador para limpiar su nombre (el de Marx) pero también para recordarnos que seguimos andando sobre el camino equivocado.

El Marx de Zinn aclara que, en un momento de la Historia, corregimos el camino; fue durante la Comuna de París en 1871, cuando un grupo de ciudadanos del mundo tuvo una idea muy clara de la educación: “La Comuna declaró el objetivo de la escuela: enseñar a los niños a amar y respetar al prójimo”.

Aquel viejo modelo educativo que fue aplastado con La Comuna sigue tan vigente hoy como aquel día. De hecho, quizá sea más vigente en estos momentos cuando el Sistema se empeña en convencernos que la competencia salvaje es parte de la naturaleza del ser humano.

Es en la misma escuela donde alimentamos aquella noción amañada de las ideas de Darwin: “el más fuerte sobrevive” en lugar de “las especies están en adaptación constante”.

El problema se agrava cuando trasladamos el darwinismo mal entendido de las ciencias naturales a las ciencias sociales. Además, buscamos que nuestros alumnos sean los mejores, que se impongan a los otros en las calificaciones y, posteriormente, en el feroz mercado laboral.

Queremos que sean los más fuertes para que sobrevivan a costa de la extinción del otro. Hemos creado, como diría el académico mexicano Víctor Zúñiga, una escuela de vencedores y vencidos.

De hecho, el nuevo modelo educativo propuesto por el gobierno federal no es sino el obsoleto modelo por competencias adicionado, es decir, el esquema educativo mediante el cual se prepara al estudiante para tener el mayor numero de herramientas que le permitan competir contra aquellos que postulan para el mismo trabajo.

En palabras del Marx de Howard Zinn: “Enseñan todo lo necesario para triunfar en el mundo capitalista”. Precisamente, en un mundo de vencedores y vencidos.

Habría que retomar aquel viejo modelo educativo de La Comuna: “enseñar a los niños a amar y respetar al prójimo”. Habría que empezar por enseñarles que otro mundo es posible.



twitter: @Sergomezv

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.