• Regístrate
Estás leyendo: La más noble de las iniciativas
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 17:59 Hoy

Prospectivas

La más noble de las iniciativas

Saúl Barrientos

Publicidad
Publicidad

Decía Schopenhauer que todo debe ceder el paso a la salud, afirmaba que es cierto que nada contribuye menos a la felicidad que la riqueza y que nada contribuye más que la salud.

En nuestro país hay más de 21 mil personas que esperan el trasplante de un órgano o tejido. El riñón es el órgano más solicitado, el cual, tan sólo de enero a junio de 2017,tenía 13 mil personas en espera.

El proceso para recibir un órgano o tejido es verdaderamente complejo. Inicia cuando el médico especialista determina que existen razones médicas para que el problema pueda ser tratado por un trasplante. De ahí, vienen una serie de exámenes para determinar las condiciones del paciente y la utilidad o no del trasplante. Los casos aceptados son enviados a un comité interno especializado del hospital para su aprobación. Posteriormente, los datos del paciente se ingresan a la base de datos del Centro Nacional de Trasplantes; con ello, inicia la espera que tiene tintes de esperanza, pero también de miedo. La asignación se da con base en criterios como urgencia ante inminente pérdida de la vida, compatibilidad entre el órgano donado y el receptor, y la antigüedad, entre otros.

De un donador vivo se puede obtener: un riñón, un segmento o lóbulo del hígado, un segmento o lóbulo de pulmón y sangre. De un donador que ha perdido la vida: dependiendo las circunstancias de su muerte, tejidos como córneas, corazón, ambos pulmones, ambos riñones e hígado.

En este sentido, es claro que la esperanza de vida de miles de personas depende, en buena medida, de que las personas y los familiares digamos sí a la donación de órganos, digamos sí a la vida, digamos sí al último acto de generosidad que podemos tener.

Por eso, hoy reconozco la iniciativa aprobada en la Cámara de Senadores, donde se reforma la Ley General de Salud y se establece un consentimiento presunto para la donación de órganos; es decir que aquellos mayores de 18 años que no hayan expresado su negativa serán donantes tras la pérdida de su vida.

Durante 2016, se realizaron 6,685 trasplantes, más de un 80% fue realizado en instituciones públicas. De aprobarse en la Cámara de Diputados, se dará un cambio en la ley que salvará más vidas.

Afirmaba Miguel de Cervantes que la esperanza siempre nace con el amor. A este mundo le hace falta procurar más el amor, que es un sentimiento que siempre une, y dejar de lado pensamientos e ideologías que separan y marcan diferencias. El que aquí escribe, Saúl Barrientos, dice sí a la donación de sus órganos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.