• Regístrate
Estás leyendo: El primero de tres
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 22:36 Hoy

Prospectivas

El primero de tres

Saúl Barrientos

Publicidad
Publicidad

En seis días, es decir el próximo domingo 22 de abril, se llevará a cabo el primer debate presidencial de los tres que organizará el Instituto Nacional Electoral. El debate abordará tres grandes temas; sin embargo, por encima incluso del bloque de “Corrupción e impunidad”, el de “Seguridad pública y violencia” tiene especial importancia para nosotros los tamaulipecos.

Vamos a escuchar las propuestas de política pública de quienes aspiran a gobernar este país los próximos seis años. En este sentido, ojalá escuchemos posiciones claras; la crisis de seguridad que vive México no es un juego, no es un tema en el que se pueda contestar “que decida la gente”, “voy a preguntarle al pueblo”, “desaparecerá el problema porque habrá empleo”.

Lo que queremos saber es: ¿seguirán las Fuerzas Armadas en las calles?, ¿apoyarán un modelo de Mando Único o de Mando Mixto?, ¿continuarán las labores de inteligencia o desaparecerán al CISEN? En casos graves como los de Tamaulipas, Colima, Guerrero, entre otros, ¿se tomarán acciones especiales? En procuración de justicia, ¿cómo depurar y hacer más eficientes los ministerios públicos para la nueva fiscalía?

El marco de este debate es también un buen momento para reflexionar si nuestro voto es emocional o racional. Es decir, si el día del debate en materia de seguridad pública usted escuchará las mejores propuestas de un candidato(a) que no es el que de inicio mayor simpatía le generaba, ¿votaría por él? Si escuchara el domingo, o en los próximos dos debates, propuestas que a su juicio afectarían gravemente al país del candidato(a) por el que usted tiene mayor preferencia, ¿dejaría de votar por él?

Si queremos un mejor país, creo que podemos empezar razonando nuestro voto. ¿De verdad proponga lo que proponga nuestro candidato o candidata y haga lo que haga contará con nuestro apoyo ciego? Lo que está en juego es el futuro de México, el futuro del país, el futuro de nuestros hijos.

Tenemos que aspirar a un México mejor, a un México sin violencia, a un México en paz. No hay soluciones mágicas; lo que hay detrás de los buenos resultados, son buenas ideas elaboradas a partir de un diagnóstico, y mucho trabajo. Esperemos que en los debates más que ganar un candidato, gane el ciudadano.

Después del domingo, el panorama electoral empezará a parecerse mucho más al del 1 de julio. Unos van a no perder, otros van con todo. Hago votos por que lo que se privilegie sea la responsabilidad. Prometer es muy fácil; los mexicanos queremos resultados.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.