• Regístrate
Estás leyendo: Unidad nacional, indispensable ante el gasolinazo
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 17:52 Hoy

Columna de Sarkis Mikel Jeitani

Unidad nacional, indispensable ante el gasolinazo

Sarkis Mikel Jeitani

Publicidad
Publicidad

La abrupta subida del precio de la gasolina con el nuevo esquema que acaba con el monopolio de Pemex, ha golpeado al bolsillo de los mexicanos quienes tendrán a partir de este año, un mercado inédito entrando en marcha el libre precio; ya no habrá un precio único, fijado por el gobierno federal, ni gasolineras de una sola marca PEMEX, sino varias marcas que alentarán la competencia.

Toda iniciativa que no haya sino consultada con los ciudadanos antes de ser implantada, su impacto traerá problemas sociales y sus resultados no serán positivos, más aún cuando se trata de un aumento en el costo de vida y eso es inevitable cuando hay un aumento de la gasolina, siendo la materia básica de la producción y movilización de una nación.

Todo esto coincide como el hartazgo de los ciudadanos para con los políticos y los gobernantes que siempre han sido engañados por su política pública. Existen algunas otras lecturas que generan más inconformidad que llevan a la protesta y al descontento en la población, lo cual se ha visto manifestado a través del bloqueo de caminos, movilizaciones, toma de gasolineras y saqueos en tiendas, cierre de negocios; estos efectos son señales de levantamientos sociales, no sólo por el ajuste en el precio de la gasolina, no es resultado de la reforma energética, ni de la reforma hacendaria, ni se debe tampoco al incremento en los impuestos como dijo en su primera declaración desde el anuncio del aumento el presidente Enrique Peña Nieto, al retornar de sus vacaciones y además manifestó que comprende el enojo y la molestia de la población, pero le faltó decir que el pueblo no puede aguantar más, que ya esta a punto de estallar por el incumplimiento de los gobernantes,.

Vale recordar que cualquier levantamiento social es la consecuencia inmediata de los malos resultados de la política pública y los fracasos de la iniciativa debido a que el pueblo no ha participado en la toma de decisiones, además la falta de respaldo de los compromisos electorales por ello, provoca un cambio en el ánimo de la sociedad e incrementa el hartazgo y la inconformidad, llevando al pueblo al único camino para destacar la resistencia de la población.

Lo visto es que los gobernantes de México no han vivido dentro de su trayectoria política es tema que es básico en la época de las crisis graves, como lo que está ocurriendo hoy en México; así tampoco sus asesores han despertado su memoria para recordar la teoría del origen y las causas de la crisis social, y el como deben resolver. No con las cinco hrs. de la reunión del gabinete en los Pinos, resuelve la crisis. Tanto así que el impacto de esta reunión a nadie satisfizo y los más dolorosos en México, es que los políticos son conformistas, lo que es una de las principales causas de que la cultura política no avance en el progreso del desarrollo del país, porque a través del conformismo llegan a aceptar cosas de manera consciente y muchas de las decisiones de estas personas van en encontrar de toda lógica y sentido además, llegan a creer que es imposible realizar un cambio, una mejora o un progreso, así cuentan con una programación mental diferente a la suya, ganándoles sus intereses personales.

Usualmente estos políticos no llegan nunca a ser representantes legítimos del pueblo, sino sólo servidores públicos oficialistas con creencias limitantes y una vida personalizada, por ello, hace falta liderazgo en México; el peligro con este mecanismo es realizar cambios en nuestro país y la gente no puede estar satisfecha.

Difícilmente se logra el cambio en la vía llamada democracia; sin embargo, esta situación se cree que fortalece caminos innecesarios, en donde se pueden desarrollar nuevos de liderazgo a base de la circunstancia que vive la gente en el momento, pero para llegar a ello, hay que sacrificar mucho de la seguridad y paz social.

La difusión de estas orientaciones deja poco espacio para reconceptualizar la magnitud de la crisis que pasa en México; en términos que no son la razón o el fondo de la problemática en la competencia política, sin embargo, la parte práctica del sistema político mexicano y los perfiles de los liderazgos, han propiciado consecuencias inesperadas, incluso opuestas a los objetivos originales de la cultura mexicana.

Esta tendencia apunta hacia las limitaciones del paradigma del sistema político y a la necesidad de una perspectiva ciudadana con una alternativa.

Bajo este fenómeno, los defensores de los políticos, gobernantes y ajustes del sistema político mexicano, culpen a la aplicación imperfecta del modelo, y argumenta que se quiere más tiempo para que el pueblo comprendan los efectos; estas justificaciones sólo dan a entender que los gobernantes y los políticos están viviendo fuere de esta órbita, olvidando que su sistema del planteamiento ya está fuera de tiempo y sus aplicaciones llegaron a su máximo fracaso; lo más razonable es que el presidente llame a la unidad nacional de todas las fuerzas políticas y a la ciudadanía para plantear una nueva estrategia de la política pública adecuada que satisfaga a la gente, por lo que debe cambiar realmente a todo su gabinete.

colegiolibredehidalgo@gmail.com
www.colegiolibredehidalgo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.