• Regístrate
Estás leyendo: Mota ganador, PRI perdedor
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 10:54 Hoy

Columna de Sarkis Mikel Jeitani

Mota ganador, PRI perdedor

Sarkis Mikel Jeitani

Publicidad
Publicidad

En el estado de Hidalgo, los números que arrojaron las encuestas de diversas empresas dedicadas a la investigación política un mes antes de la contienda, hicieron ver que el abstencionismo sería el único ganador el pasado domingo 7 de junio y que el PRI tendría la ventaja sobre los demás partidos.

Ante esa realidad, en este momento el único candidato independiente del VI Distrito Federal Electoral Antonio Mota no figuraba en razón de capacidad y antecedentes políticos. Los partidos políticos siempre ponen a los suyos, estén o no calificados para desempeñar el cargo.

Su maquinaria electoral le posicionó en menos de tres meses, mientras cualquier candidato independiente no se anota elementos de lo que sería un candidato competitivo por falta de estructura electoral y recursos, aunado a los obstáculos que la misma ley electoral ha puesto en el camino de los candidatos independientes.

Por ello, expertos en el tema electoral mexicano municipalista indican que aún no hay condiciones para que un candidato independiente tenga la oportunidad de ganar, salvo y como lo es que los independientes que tuvieron la posibilidad de ser candidatos, son aquellos que en algún momento estuvieron vinculados a partidos políticos; sin embargo, no hay condiciones sociales para que se de este fenómeno, sabiendo que en Hidalgo todavía no están preparados para este sistema no partidista electoral.

Uno de los impedimentos es que entre los hidalguenses existe una estructura arraigada de liderazgo, natos o no cuentan con respaldo de un partido u organización política, tal vez por falta de una cultura política en la entidad, que perjudica para que no existan las condiciones adecuadas al voto razonado que es el que favorece a los independientes porque la mayoría de las personas que no creen ni confían en los partidos políticos, prefieren el voto nulo o la abstención como el castigo al mal desempeño de los partidos y sus sistemas de hacer política.

Vale recordar que los estudios realizados a inicios de las campañas sobre la intención de la votación, detectaron que el voto para un candidato independiente debe ser un voto de convicción después de haber realizado un análisis personal o respaldo de un grupo político renegado o marginado de los partidos políticos.

La reciente elección puso las cosas en su lugar, con el resultado fue evidente la consolidación de reaparición de la clase política universitaria, cuyo líder indiscutiblemente es Gerardo Sosa y que desde ahora cualquier candidato independiente con pinta de participar ya no necesita respaldo de ningún partido, la ola con la que el voto razonable independiente arrasó con más de 23,000 votos en el Distrito VI Pachuca a todos los partidos políticos y más el PRI quien ha perdido muchos votos en esta contienda, aunque legalmente ganó siete distritos.

En este sentido aún Mota no ha ganado pero si ha triunfado y ha cambiado la interpretación del voto en Hidalgo. Nadie puede salvar a los partidos políticos de la paliza que le dieron.

La elección del pasado 7 de junio, como todo proceso electoral dejó tras de sí un saldo: ganadores y perdedores tanto entre los propios partidos como al interior de los mismos. En Hidalgo es evidente que el gran ganador fue el gobernador Francisco Olvera Ruiz por sacar adelante los siete distritos federales e indiscutiblemente ganó el candidato independiente por los 23,000 votos ya que nadie lo esperaba, se debe considerar que fue más allá de una victoria.

En el escenario hidalguense los perdedores son muchos: el INE por no sacar a la gente a emitir su voto, el PRI porque esta elección fue al mismo tiempo un referéndum de los hidalguenses a su trabajo, la confianza a su gestión.

A la hora de votar, el ciudadano evaluó a todos los partidos políticos con respecto a lo que está haciendo en materia política partidista. El resultado de elección y con este referéndum tanto el PRI como el PRD y el PAN han perdido la fuerza electoral en el estado de Hidalgo.

Los muchos o los pocos ciudadanos que salieron a emitir su voto, representan una nueva generación de políticos, y sí han interpretado el voto y expresan su hartazgo, inconformidad, descontento a dar el voto a cualquiera, menos a los partidos políticos.

colegiolibredehidalgo@gmail.com

www.colegiolibredehidalgo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.