• Regístrate
Estás leyendo: Fraude o ejercicio democrático, 1 de julio
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 13:57 Hoy

Columna de Sarkis Mikel Jeitani

Fraude o ejercicio democrático, 1 de julio

Sarkis Mikel Jeitani

Publicidad
Publicidad

Los ciudadanos murmuran la posibilidad de que se lleve a cabo un fraude electoral el 1 de julio, operado a través de los partidos políticos quienes gobiernan diversos estados ya sean perredistas, priístas, panistas, así como los simpatizantes de Andrés Manuel López Obrador quien abandera la alianza “Juntos Haremos Historia”. Según las malas lenguas, la operación para ejecutar el fraude se hará en la noche del 1 y la madrugada del 2 de julio, aunque el INE se ha empeñado en dar anticipadamente a conocer a los candidatos con ventaja sobre los otros a las 11 de la noche el día de la elección.

Pero si no se hace en ese momento el conteo total de las casillas computadas, cualquier porcentaje que se quede pendiente de contar, dejará la duda en los resultados aunque se anuncie el triunfo, por lo que el llamado Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) y el conteo rápido con toda su tecnología de punta, para la gente serán resultados manipulados. Persistirá la duda con respecto a si el sistema cambió o modificó los datos dado que es la misma empresa que contrató el INE en 2006, propiedad del cuñado del ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa, Diego Hildebrando Zavala.

Aunado a esto, todos los partidos PAN, PRD, MORENA, PES, MOVIMIENTO CIUDADANO, PT, PRI y VERDE se dieron a la tarea de hacer fraude con la compra del voto en diversas formas; una de ellas son las tarjetas de pago que funcionarán después del 2 de julio. No basta esto, también las amenazas de liquidar el apoyo de los programas y se espera que se puedan utilizar las credenciales electorales ficticias en las últimas horas de quien no acuda a emitir su voto el día 1 de julio.

Ese mismo día, se echarán a andar las compras de los representantes de casilla para sustituirlos por los acarreos especializados en articular el fraude en la casilla, aún más la intimidación a votantes, la compra de fotos de boletas electorales, el embarazo de urnas, robo y quema de las mismas.

Por ser concurrente y de acuerdo con las nuevas reglas, no se puede ser consumado en este año porque según el INE las casillas para la elección de la Presidencia de la República se van a computar en base a unas hojas de operaciones que serán llenadas por los funcionarios de cada casilla con los datos de la urna, lo cual no se presta a una manipulación ante el posible fraude; además, el sistema electoral tiene todos los mecanismos para funcionar de manera correcta. Así, los paquetes electorales se queda en resguardados en los distritos bajo vigilancia del Ejército.

Lo visto, es que hoy en día cualquier fraude es responsabilidad de los mismos ciudadanos porque son los actores principales en el sistema deben asumir su responsabilidad para que la democracia se implemente en el país, evitando así el impacto negativo de los rumores. Dejando a un lado toda esta guerra sucia que busca evitar que el proceso llegue a un buen puerto, dejando atrás las campañas que siempre han sido el contexto donde el riesgo y la confrontación de ideas desarrollan la dinámica del sistema democrático; ayudándonos a apegarnos a las reglas del juego para enfrentar los problemas que han debilitado las campañas, ofreciendo lo mejor a los ciudadanos y a la vez, aprovechar este ejercicio democrático para sembrar la semilla de la cultura política que tanto nos hace falta.

colegiolibredehidalgo@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.