• Regístrate
Estás leyendo: CONASAMI sin congruencia
Comparte esta noticia
Lunes , 28.05.2018 / 04:11 Hoy

Columna de Sarkis Mikel Jeitani

CONASAMI sin congruencia

Sarkis Mikel Jeitani

Publicidad
Publicidad

Salario es la retribución que recibe un trabajador por los tiempos de los servicios prestados y está estipulado dentro de un contrato, tiene que cumplir ciertos estándares según cada país por una cantidad mínima de horas, por lo que nadie puede ganar menos de lo estipulado; al igual, el salario mínimo en México se encuentra regulado por la Ley Federal del Trabajo, la cual señala que debe ser suficiente para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia.

La Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (CONASAMI), es un organismo público descentralizado creado mediante la reforma a la fracción sexta del artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos el 21 de noviembre de 1962. Tiene como objetivo fundamental cumplir con lo establecido en el artículo 94 de la Ley Federal del Trabajo en el que se le encomienda la fijación de los salarios mínimos legales, procurando asegurar la congruencia con las condiciones económicas y sociales del país, propiciando la equidad entre los factores de la producción en un contexto de respeto al derecho del trabajador y fortaleciendo los elementos de la política de salario mínimo, concretar la estrategia de convenir en los sectores productivos y evaluar su funcionalidad.

La política actual de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, se ha dedicado a fijar únicamente los salarios para preservar privilegios de los gobernantes, su política pública económica y financiera, en vez de elaborar la equidad entre los sectores productivos, tal como los preceptos constitucionales de un salario mínimo digno y suficiente para cubrir los derechos a la alimentación de los trabajadores. Así y durante las últimas dos décadas, CONASAMI ha ayudado a aumentar el número de la pobreza, disminuir el empleo e incrementar la brecha de la desigualdad social.

Lamentablemente esta situación del valor de la distribución del trabajador en la actualidad, no resuelve sus problemas con mas menos 70 pesos diarios sin mencionar a un jefe de familia. Hasta hoy, el problema no tiene una solución, hay que considerar que cualquier aumento del salario mínimo no va con las necesidades de la familia porque la política pública social no está en el entendido social, por eso siempre se produce en automático un aumento en los precios de los productos básicos que se denominan de la canasta básica y no existe un control oficial de precios como el caso del gasolinazo, que repercute en los mercados y otros muchos casos dependiendo del mismo, como el transporte y todo lo que se produce en el país.

Hasta ahora la ciudadanía no ve solución a sus problemas integrales que vienen desde hace muchos años; la percepción del sueldo diario ha perdido poder adquisitivo, ya no alcanza para medio comer, vestir y menos de bien vivir. La crisis silenciosa de la economía social que vive el país hace que los políticos y sus partidos se preocupen del cómo pueden enfrentar la inconformidad ciudadana ante este problema, por ello consideran el tema de la actualización del salario mínimo como una bandera política muy oportuna para los años electorales, el populismo se aparece y el caso se politiza para tapar la inconformidad de la población en contra de la reforma energética.

Los gobernantes pueden aportar puntos para encausar las soluciones a las diversas aristas del problema, como el hacer participar a la ciudadanía y a todos los sectores productivos que están involucrados para atender las demandas y a la vez no deben ser parte del proceso electoral o plan B para desviar la atención ciudadana de una mala política pública.

colegiolibredehidalgo@gmail.com

www.colegiolibredehidalgo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.