• Regístrate
Estás leyendo: Boteo policiaco decembrino
Comparte esta noticia
Miércoles , 18.07.2018 / 11:57 Hoy

Columna de Sarkis Mikel Jeitani

Boteo policiaco decembrino

Sarkis Mikel Jeitani

Publicidad
Publicidad

La policía municipal en el estado de Hidalgo, es una institución vulnerable a la corrupción en varios niveles; esto se refleja claramente en la percepción de los ciudadanos. Cada año el barómetro global de la corrupción se mide a través de encuestas, donde se analiza el cómo y en que ámbito de su vida las personas se ven afectadas por la corrupción.

El barómetro aplicado dentro de los últimos 10 meses de este año, en el que se entrevistaron ciudadanos del estado de Hidalgo, muestra de forma contundente que el treinta y un por ciento de los encuestados afirman haber pagado soborno a policías (lo cual es visto como algo cotidiano). El resultado destaca que en Hidalgo, uno de cada tres ciudadanos tuvieron contacto con la policía y declaran haber pagado soborno.

El monto por el pago de sobornos a policías municipales en este región, es significativamente menos alto en comparación con los estados vecinos como: Puebla, Veracruz, Tlaxcala, el estado de México y mucho menos que el Distrito Federal; además y aunado a esto, es más alto es este segmento que lo se paga en otro sectores como los servicios del sistema juridicial, finanzas, hacienda, educación, salud y otros más, pero multiplicado por frecuencia, queda claro que estos sobornos que se pagan a la policía tiene un impacto severo y muy significativo en el bolsillo del ciudadano de mediano y bajo ingreso.

Hay varios aspectos y característica de las instituciones policíacas que apuntan a que haya síntomas de corrupción; por supuesto, hay que tener en cuenta que el sistema policiaco en general es un fenómeno complejo, también la policía es una organización con varios niveles y diferentes actores al igual que procesos.

Es importante diferenciar los factores que han sido clave para que la policía sea corrupta, como su bajo sueldo, la cuota del jefe al consignar el punto que le corresponde, el mecanismo de integrar el cuerpo policiaco. Por otro lado, el mismo ciudadano lo permite y toma una apariencia similar al policía, pues en ambos casos intercambian intereses.

Los mecanismos que los rigen, aunque sean diferentes ejecutan el mismo acto de corrupción para obtener algo a lo cual no tienen derecho, o por evitar un costo mayor a través de alguna infracción. La clave para entender este fenómeno está en tomar medidas anticorrupción porque a la fecha no han atacado el centro del problema.

El cambio debe ser implementado desde el nivel más alto en la institución policiaca con mira a que todo el cuerpo policiaco cumpla con sus obligaciones. Por lo tanto, la única opción viable es implementar una mayor supervisión y considerar a la policía como hombres económicos que tratan de maximizar sus ganancias. No como lo están haciendo en esta temporada decembrina para obtener más ingreso, al ubicarse en los cruceros de cada municipio en el estado de Hidalgo pidiendo a los conductores donación económica como aguinaldo, sin perder de vista, que portan sus armas. Este descuido facilita a cualquiera delincuente el tránsito libre mientras ellos sólo están preocupados por obtener el aguinaldo proveniente del pueblo.

Lo anterior mantiene en alerta a la ciudadanía en general, dado que ha sido una práctica por muchos años, mostrando lo mal que están las instituciones policíacas, llámese formación y mecanismos en todos sus niveles. Persisten las mismas estrategias, sin cambios por procurar a esta tan importante organización pública.

colegiolibredehidalgo@gmail.com

www.colegiolibredehidalgo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.