• Regístrate
Estás leyendo: Animadversión de los precandidatos
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 23:55 Hoy

Columna de Sarkis Mikel Jeitani

Animadversión de los precandidatos

Sarkis Mikel Jeitani

Publicidad
Publicidad

Hidalgo ha concluido la primera etapa del proceso electoral de cara al 5 de junio próximo, etapa en la que los partidos eligen a sus candidatos e iniciarán la precampaña y campaña electoral; por ello, la semana pasada todos los institutos consignaron a la mayoría de sus precandidatos, dejando a más del 85% de los aspirantes fuera de la jugada.

Algunos de ellos han hecho pública su aspiración, otros han sido destapados por militantes de sus organizaciones e incluso, han deslizado sus intereses en entrevistas con medios de comunicación y algunos otros han solicitado licencia a sus cargos, teniendo la esperanza en que exista la posibilidad de que sean nombrados o elegidos como candidatos de su organización, pues a pesar de que los partidos políticos se han tomado el tiempo necesario para analizar la metodología de cómo calificar a sus candidatos, sin duda, la ambición y mal hacer política deja la sensibilidad de la mayoría que quedaron fuera de ser elegidos, niegan e inconforman cualquier decisión, sabiendo que aún existe la posibilidad de impugnación de las candidaturas, aunque están ya prácticamente definidas y establecidas para ungir al abanderado de su partido.

Al igual que todos los partidos políticos, el comité estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), estaba trabajando al cien por ciento de su capacidad para lograr articular el perfil de un candidato de unidad, tarea muy difícil, o más bien es una misión imposible, ya que son de piel sensible y cuando la decisión no les favorece, los procesos son injustos, la metodología equivocada y la decisión fue inclinada por intereses personales o cualquier otra excusa fuera de la lógica y la razón política.

Aunque al final llega el momento de la resignación, se alinean de una manera u otra aparentemente, aunque las turbulencias contra el candidato llegan a su máximo de ataque de críticas, inconformidad, guerra sucia, fuego amigo, y no basta esto, sino que algunos amenazan con irse a otra institución política y desde luego, entre sus grupos ordenan a no colaborar con quien sea el candidato.

Esos son los argumentos que dejan en duda el funcionamiento de la importancia del voto duro priista, que puede llegar a ser la garantía del triunfo de los candidatos.

En esos vuelos se deja la duda que la cúpula priista no ha aplicado en forma correcta ni ha tomado en cuenta los principios de su metodología al elegirlos, lo cual fue el motivo que les llevó a rebasar las reglas del juego con la forma de consignar a los candidatos a la alcaldía.

Según críticas anunciadas por quienes no fueron elegidos, manifiestan que la mayoría de los candidatos no son miembros activos del partido, mucho menos han sido apoyados por alguno de los sectores políticos al interior y no han tenido apoyo de la ciudadanía, ni de los sectores sociales que respaldan a su candidatura, acusándolos que algunos de ellos fueron antagonista contra el Partido Revolucionario Institucional en las elecciones anteriores.

La cúpula priista no ha tenido el modo de enfrentar a quien no podía excluirse de estas especulaciones, y evitar que los precandidatos se sientan discriminados de derechos como priistas y otros que fueron sacrificados injustamente. No hay duda alguna que tal vez su análisis o la metodología que la cúpula priista ha tenido para elegir a sus precandidatos de unidad es acertada, sin embargo, la mayoría de las críticas señalan la inconformidad de los resultados ya que no fue el camino adecuado a las circunstancias actuales de la contienda electoral.

Todos los expertos en la materia manifiestan que ese tipo de toma de decisiones fue derivada por la fortaleza popular que tiene el candidato a la gubernatura del Partido Revolucionario Institucional, Omar Fayad Meneses, producto que puede figurar como cascada para generar votos a cualquier candidato a la alcaldía que pueda elegir, sabiendo que ellos tendrían que fortalecer su trayectoria, liderazgo y conducta para atraer más votos a su favor y sumar para su candidato a gobernador.

Lo visto, es que la mayoría de los que ya se registraron como precandidatos de Partido Revolucionario Institucional presumen ser los candidatos idóneos, sin embargo su trayectoria y su conducta señalan todo lo contrario, por eso, la mayoría de los priistas se han reservado en manifestar abiertamente su apoyo o deseo de colaborar con ese candidato de unidad.

Aunado a lo anterior persiste el ánimo de versión de varios grupos al interior del partido tricolor que aunque ya obtuvieron la precandidatura, ninguno tiene la seguridad de ganar y según los indicadores ese tipo de perfiles puede bajar el 30% de los municipios que puede ganar el Partido Revolucionario Institucional en el estado.

Ante el hecho, no obstante, de que el Partido Revolucionario Institucional debe llegar unido y fortalecido al 5 de junio próximo, debe requerir de candidatos comprometidos con la ciudadanía, y con los principios básicos del priismo.

colegiolibredehidalgo@gmail.com
www.colegiolibredehidalgo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.