• Regístrate
Estás leyendo: ¿Niños sirios amarillistas?
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 22:47 Hoy

Voces callejeras

¿Niños sirios amarillistas?

Santiago Fourcade

Publicidad
Publicidad

No entiendo a quienes ondean la bandera del antiamarillismo. Esos que llenan sus redes sociales con juicios de valor sobre la moral que debiese primar en el planeta. Apuntan con su dedo inquisidor y nos juzgan por publicar la fotografía del niño sirio. Quizás desde hoy la postal moderna de tanta guerra inescrupulosa y responsable de que millones de personas ahora miren hacia Medio Oriente.

¿Cambiará algo? No lo sé, no creo. NO, rotundo y simple. Pero la cuestión que quiero abordar no se refiere a la multicausalidad de conflictos armados imposibles de detener. Esos se los dejo a nuestra propia naturaleza (lean mis editoriales anteriores) siempre orientada a empinarnos como seres humanos.

En cambio, lo que sí les comparto es mi disconformidad hacia aquellos que insultan a periodistas y periódicos por colocar en portada al menor ahogado sobre la playa. ¿Tan grave es? Les pregunto para que piensen la respuesta y aquí va la mía:

Peor y mucho más criticable es la omisión de la información. Hacernos los tontos respecto a lo que ocurre es el denominador común en cada guerra de este planeta. Estamos acostumbrados a enterarnos entre matices, manipulaciones y filtros exagerados la realidad que creemos conocer. Siempre alegamos saber lo que ocurre y nos llenamos la boca con verdades sobre situaciones que suceden a miles de kilómetros.

¿Qué representa esta foto? Violencia sin filtro ni tendencia. Es un niño muerto sobre la playa. No hay que aclarar más. Y esa crudeza es tan simple que resume lo que millones de medios vienen haciendo desde hace años. O sea, intentar describir varias décadas de constantes conflictos armados en países que ya no aguantan más. Su gente escapa como puede y las ciudades están en ruinas. Los gobiernos están resquebrajados y empresas multinacionales dominan la diplomacia como pocas veces en la historia.

Publicar la foto del niño es lo correcto porque ocultarla sería imperdonable. ¿Qué prefieren? Volver a los setenta, donde las películas grabadas en las playas de Acapulco dominaban la escena. Sudamérica era el reino del cine palomero mientras las dictaduras jugaban a los dioses. O los noventa o dos miles con seudotransmisiones en vivo donde justificábamos las invasiones unilaterales porque el eje del mal se lo merecía.

Hoy debemos aprovechar las multiplataformas digitales y ganarle a cualquier intento de censura. Por eso tildar de amarillistas a quienes publican estos videos o fotos de desplazados muertos se desvía de la verdadera dimensión de su significado.

Amarillista es quien se disfraza de sabelotodo y autoconvence de lo que dice entender. Amarillista es quien prefiere vivir alejado de la realidad. Y repito, realidad es esa foto tomada en milésimas de segundo. Todo lo demás sobra y digan lo que quieran. Pero ese rectángulo de muerte debe grabarse en nuestras retinas para que entendamos lo que pasa.

Si quieren criticar, apunten hacia lo que ocurrirá desde ahora, porque amarillismo es el populismo de muchos gobiernos que comenzaron a exagerar sobre las nuevas medidas para los desplazados sirios. Expresar que algún multimillonario comprará una isla para ayudarlos o que ciudadanos aceptarán en sus casas a quienes llegan desde el mar. Ahí sí, pueden catalogarlos de faramalleros o de lo que quieran.

Aprendamos a mirar cada foto y video que las redes sociales nos muestran. Ejecuciones, masacres, campos de concentración y ahogados son la moneda corriente de los últimos tiempos y que alguien las publique no debería ser motivo de crítica.

Si la imagen existe es porque hay responsables que deberían ser juzgados. Lo contrario es sinónimo de impunidad y desinterés. Por eso valoremos que esa imagen dio la vuelta al mundo. Enojémonos y lloremos si lo prefieren, pero no tapemos o busquemos minimizar una situación que debería consternarnos a diario y no cuando una aberración así (casi nunca fotografiada) sale a la luz.

O más bien, no acepto que nos juzguen como inescrupulosos y mercantilistas a los que decidimos publicar la fotografía del niño sirio muerto sobre la playa.


@santiago4kd

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.