• Regístrate
Estás leyendo: Exijamos la 'eutanasia digital'
Comparte esta noticia

Voces callejeras

Exijamos la 'eutanasia digital'

Santiago Fourcade

Publicidad
Publicidad

Eran las seis y el atardecer playero me mantenía absorto. Dejé que el agua del mar mojara mis pies y los enterré en la arena suave con un regocijo indescriptible. Cerré los ojos y... $#!! "cuidado... perdón, perdón señor", escuché el grito mientras el casi empujón y tropiezo atolondrado de tres jóvenes arruinaba mi momento sublime. Luego de disculparse, bajaron la mirada hacia sus celulares y siguieron en su mundo digital; ese donde los Pokémones también vacacionan.

Los observé unos minutos mientras discutían por alguna fallida estrategia de búsqueda virtual y enseguida sentí la necesidad de tuitear la accidentada anécdota. Pensé en mi teléfono y dos segundos después recordé que llevaba apagado y guardado en un cajón desde hacía días.

Les confieso que la boca se me secó y temblaron mis manos. Necesitaba compartir con mis amigos ese momento para sentirme completo. ¿Cómo contabilizar una vivencia sin ponerlo en el Face? No somos los mismos sin el Instagram (léase con sarcasmo).

Y para ganarle a mi ansiedad recordé mis primeros días desconectado. Esas interminables horas iniciales sin poder checar mi timeline cada cinco minutos o revisar los grupos de Wazzap con videos obscenos.

Pero el temblor pasó y recuperé otra vieja realidad muy palpable y olvidada. Esa que huele y hasta te enfría. Confieso que alguna vez le pedí a mi esposa que si un accidente me hundía en un coma profundo tenía mi autorización para desconectarme.

Y aunque la comparación pueda resultarles exagerada, también debiésemos obligarnos a esta eutanasia digital para desconectarnos de un instrumento que consideramos alimento y motor de nuestra vida. Sabremos que algo en nosotros no está bien si al apagarlo sentimos un malestar físico-psicológico incuestionable.

¿Quién de ustedes se anima? O al menos firmen una carta donde sus familiares puedan tirarles a la basura el teléfono si se transforman en zombi-dependientes de un mundo digital que quizás sea lo más parecido a un coma profundo de la realidad.

@santiago4kd

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.