• Regístrate
Estás leyendo: El Papa de Ayotzinapa
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 18:49 Hoy

Voces callejeras

El Papa de Ayotzinapa

Santiago Fourcade

Publicidad
Publicidad

Decir que las instituciones políticas están en crisis no es nuevo. Argumentar que las organizaciones internacionales adolecen de sus ideales básicos tampoco es muy novedoso. ¿Dónde estamos parados? Creo que en suelo sinuoso y constantemente al borde del colapso. Como si la estructura que sustenta el bienestar mundial fuese una extraña combinación de optimistas y crueles brokers que dominan a la perfección el arte de la ilusión.

Vivimos para pedir justicia y sentir que los gobernantes nos deben. Desaparecen 43 o aniquilan a varios que turisteaban en Egipto. Guerras eternas desangran al planeta y feisbuk las explica en videos de 6 minutos. Los migrantes desmadran Europa y la culpa es de todos menos de quienes perpetúan esos conflictos. Necesitamos que fotografíen a un niño muerto para creernos que los políticos se sensibilizaron. No se ofendan, pero creo que no entendemos nada. ¿Qué esperamos que cambie?

Ah, sí... el Papa es la neta y podrá contra todos. Resulta que Panchito de First ha conmovido a los gringos con señales inéditas para un jerarca católico. Las noticias lo muestran en el Congreso y responsable de motivar la renuncia de uno de los meros meros de los republicanos. Luego sobre Ground Zero sigue asombrando y por último humilla a los emisarios internacionales en el corazón de la ONU en New York. Los ilumina sobre el fraude que representan y expone los contrastes sociales y económicos que atormentan a nuestra sociedad.

¿Qué pasará ahora? Nada o quizás algo porque tanta reticencia también es imposible. Pero Francisco no pesa en el mundo actual y debemos entenderlo. La figura del Papa sirve para amontonar fieles y motivar la fe de quienes creen en él. Pero el tablero de la política prescindió de él y sus antecesores hace mucho tiempo.

Que diga que quiere dar una misa para los padres de los 43... ¿considerarían que es una presión para el Gobierno? Así nos la quieren vender cuando todo este circo ya tiene dueño y sabe a qué precio vendernos la entrada y elegir el guión que más espectadores atraerá.

Me indigna (mucho) sentirme manoseado con mensajes tan básicos en argumentación y retórica. Los medios de comunicación debiésemos gastar más espacios en análisis racionales y dejarnos de presentar ciertas noticias para rebaños de zombis. Lo que ocurre alrededor de nuestra coyuntura política merece un freno radical para comprender tanta causa retorcida.

Si dejamos de creer en tanto ideal quizá salgamos adelante. Como esos libros de autoayuda que rezan: "Primero debes aceptarte a ti y lo que eres", mismo mantra que debiésemos adoptar para comprender que nuestro mundo está podrido.

Y sabiendo esto, dejemos de soñar con los poderes sobrehumanos del Papa; tampoco queramos que la ONU evite las guerras y sepamos que Peña Nieto, los gobernadores, los asesores, etc.... son tan despiadados como lo imaginamos.

Sí, sí, también dejen ir ese mito de los independientes. El último grito de la moda para una mentira lubricada gracias a las traiciones y mutilaciones que el bipartidismo mexicano supo exacerbar hace pocos meses.

Y de aceptar toda la podredumbre comenzaremos el despegue. Conociendo el enemigo puedes trazar estrategias y definir objetivos. Aceptamos lo que somos y la coyuntura que nos rodea para crecer definitivamente y quitarnos tanta vulnerabilidad.

Porque los políticos siempre van un paso adelante nuestro. Ayotzinapa, Trump, Siria o el tema que ustedes quieran. Lapidamos a un gobernante por corrupto y diez años después volvemos a votarlo. Nos aterramos por lo que vemos en televisión sin comprender que son empresas las que deciden la agenda. Pueden hacernos llorar con el niño en la playa y que hablemos de migración durante un mes. Luego enfocarse en los juegos olímpicos y dejar el tema anterior como si hubiese desaparecido.

¿Me comprenden? Todo es un mismo paquete. La pirámide del poder es dominada por un mínimo de apellidos que representan a naciones y empresas (medios incluidos) con obvios objeticos económicos y geopolíticos. Todo el resto es humo, ficción, caja china o lo que decidamos creer. Porque cuando la situación apremia ¿qué creen? Ahí viene el Súper Papa que todos debemos amar. Nietzsche debe estar retorciéndose de risa desde su tumba.


@santiago4kd

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.