• Regístrate
Estás leyendo: El derrumbe de la Sultana urbanística
Comparte esta noticia

Voces callejeras

El derrumbe de la Sultana urbanística

Santiago Fourcade

Publicidad
Publicidad

El derrumbe que mató a dos personas resume el caos que asfixia al desarrollo urbano del área metropolitana de Monterrey. Porque hoy, si tenemos la posibilidad de tomarnos un día para recorrerla vamos a presenciar el acumulamiento irrisorio de fraccionamientos y arterias viales inconsistentes con los complejos habitacionales que se han construido. Y a los carros, agreguémosle las disímiles propiedades verticales que se han enquistado entre colonias residenciales que ahora parecen destinadas a la frustración vecinal.

Y claro que lo peor ocurrió porque tanto libertinaje jurídico tiene su costo. Sean panistas o priistas, que con Margarita o el otro, la reflexión no debiéramos politizarla si queremos (al menos) comprender el desmadre que nos rodea. La Procuraduría tiene diez denuncias similares sobre construcciones que amenazan a residencias ya establecidas. Y si le combinamos los malestares acumulados por decenas de plazas comerciales que han destrozado la parsimonia de colonias “familiares”, el combo que representa a Nuevo León es angustiante.

Somos el estado que más construye y que mejor representa la combinación del emporio industrial con el desarrollismo urbano. Una fórmula que pudiera aplaudirse en foros especializados donde degustan un buen café, pero que están muy lejos de caminar nuestras calles y calar el problema que nos envuelve.

¿Puede mejorar el panorama? Lo dudo profundamente. Observar los polos de crecimiento en la mayoría de municipios proyecta el futuro hacia un caos premeditado y malditamente mercantil. Y aunque sabemos que así se maneja el mundo, duele que una ciudad con tanto potencial haya tirado por la borda un futuro donde los rubros ambientales y urbanísticos se encaminan hacia los estándares más paupérrimos de Latinoamérica.

Twitter: @santiago4kd

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.