• Regístrate
Estás leyendo: De la cuna hasta el cajón
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 19:23 Hoy

Voces callejeras

De la cuna hasta el cajón

Santiago Fourcade

Publicidad
Publicidad

“Está dormido, está tranquilo”, escucho que le susurran a un pequeñín que ve el cuerpo sin vida de su papá mientras lo velan. ¿Cómo le explicas? Pienso inmediatamente mientras me seco las lágrimas, porque no puedo evitar pensar en mis hijos en una circunstancia así. Hace 48 horas, tres aficionados rayados viajaban hacia Torreón y un accidente carretero les arrebató la vida sin siquiera pedirles permiso.

¿Cómo le explicas? Sigo pensado mientras veo las banderas albiazules con leyendas que demuestran lo que un club de futbol puede lograr. Es un amor tan irracional que solo es entendible por aquellos que absorben ese sentimiento como tú.

En la sala común de las capillas suenan los bombos y decenas de personas se funden entre abrazos orgullosos y lágrimas de dolor. ¿Cómo le explicas? Veo al pequeñín con el brazo en alto acompañando una pesadilla que su mamá le contará algún día. Ahí están todos los que son como su papá. Los colores por delante en una pasión que decidió quitarle la vida, porque así de caprichoso es el destino. No le busquemos explicaciones muy cerebrales porque no las encontraremos. Querer a un club es forzar los límites y vivir a contraflujo de una sociedad atormentada por las normas y el qué dirán. Por eso el vínculo es tan fuerte entre quienes comparten esta pasión y cada rima que entonan en la tribuna es la radiografía más exacta de lo que significa dar la vida por los colores

¿Cómo le explicas? Lo sigo pensando al llegar ya tarde a mi casa y ver cómo mis hijos duermen tranquilos. ¿Qué pueden ellos saber? Me seco las lágrimas otra vez y comprendo que nunca podré describírselos. Lo mejor será que ellos mismos (algún día) caminen la tribuna para que entiendan que es un sentimiento tan inexplicable que difícilmente pueda parar.

Twitter: @santiago4kd





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.