• Regístrate
Estás leyendo: Qué son y para qué sirven los plurinominales
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 21:21 Hoy

Columna de Salvador Ramírez Argote

Qué son y para qué sirven los plurinominales

Salvador Ramírez Argote

Publicidad
Publicidad

Además de elegir diputados federales, como en todo el país, en Guanajuato hace 10 días elegimos Ayuntamientos y diputados locales.

Nuestra Cámara de Diputados se compone por 36 legisladores. Pero nuestro estado está dividido en sólo 22 distritos locales. De manera que los 14 diputados restantes son electos no por mayoría relativa (dentro de un distrito), sino por un sistema distinto llamado de representación proporcional.

De los 22 distritos guanajuatenses, el Partido Acción Nacional ganó en 19 y el Partido Revolucionario Institucional en los tres restantes. Los demás partidos no obtuvieron victorias.

Pensemos, por un momento que la legislatura estuviera compuesta sólo por los diputados que ganaron en sus distritos, o sea, 22. En ese caso, el PAN tendría el 86.4 % de los diputados; el PRI tendría el 13.6 % y el resto de los partidos carecerían de representación en el Congreso.

Pero resulta que en la elección de diputados el PAN obtuvo apenas el 41 % de la votación válida en el Estado de Guanajuato. Con ese porcentaje, muy lejano a la mitad en las preferencias, tendría una mayoría aplastante con la que podría hacer y deshacer a su antojo.

Esa monstruosidad se aprecia aún con mayor claridad si se advierte que por el PAN votó una cifra menor al 19 % de los guanajuatenses con derecho a voto. Ese sería el escenario: menos de 2 de cada 10 ciudadanos votando por un partido que podría cambiar nuestras leyes y definir el presupuesto del estado por tener 19 de 22 diputados.

Entonces, en casos como el de nuestro estado, es cuando se reconoce la importancia de los diputados de representación proporcional, también llamados “plurinominales”, por ser electos a través de una lista de “muchos nombres”.

Los diputados plurinominales permiten dar representación a los partidos que son expresiones minoritarias, si se quiere, de la sociedad, pero al fin y al cabo, expresiones válidas que merecen tener representación, para que en el Congreso se refleje la pluralidad de la sociedad de la que formamos parte.

Frecuentemente se dice que por los plurinominales nadie vota. Esa afirmación es producto de la ignorancia. Cualquiera que haya ido a votar hace 10 días y haya tenido el cuidado de ver el reverso de la boleta de diputados locales o federales, allí pudo leer la lista de los candidatos propuestos por todos los partidos como plurinominales. Al darle su voto a un partido, votó por esos candidatos.

Nuestro sistema político está diseñado para teóricamente procurar que los porcentajes de diputados de cada partido en los congresos se acerquen, lo más que se pueda, al porcentaje de votos obtenido por cada partido en la elección. Lo ideal sería que si un partido obtiene el 50 % de los votos, tenga la mitad de los diputados; que si un partido logra el 25 % de los votos, le den 9 diputados, y si un partido llega al 2.7 % de la votación, que se le asigne un diputado.

En la práctica la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos señala un tope de sub y sobrerrepresentación del 8 % que sólo puede crecer en el caso de un partido que haya obtenido triunfos en los distritos electorales de forma tal que aún sin darle pluris, siga sobrerrepresentado en más de 8 puntos porcentuales.

Tal es el caso del PAN que con 19 distritos ganados tendrá casi el 53 % de los diputados del Congreso. Es decir, estará sobrerrepresentado en 12 puntos porcentuales porque, como ya comentamos más arriba, sacó sólo el 41 % de los votos.

Aún así, algunos dirigentes del PAN dicen que tienen derecho a un diputado plurinominal. Falso de toda falsedad, como dicen los abogados. Efectivamente la fórmula establecida en nuestra ley electoral local para la asignación de pluris, le da al PAN, no sólo uno, le da 5 diputados plurinominales en principio, pero luego al revisar si algún partido está sobrerrepresentado en más de 8 puntos, y constatar que el PAN cae en el supuesto, la propia fórmula le quita las 5 pluris para repartirlas entre el resto de los partidos.

Esa es la interpretación gramatical o literal de la ley. Si por alguna razón, el Consejo General del IEEG le diera una interpretación defectuosa o torcida a esta parte de la ley y le otorgara una pluri al PAN, cualquier partido, con la mano en la cintura, y mediante un sencillísimo juicio de revisión constitucional, tumbaría este acuerdo en la Sala Regional con sede en Monterrey, del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Los distritos que ganó el PRI, lo hizo de manera apretada y dos de ellos en coalición. De tal manera que podría darse el caso de que con un porcentaje de votación muy cercano al 40 % un partido ganara todos los distritos y, así, lograra el 61 % de las diputaciones.

Ese escenario nada deseable es una posibilidad real -de hecho ocurrió en 2009 cuando el PAN ganó los 22 distritos-, por lo que no estaría nada mal que la clase política guanajuatense diseñara un nuevo sistema que evite estos excesos, de manera que el porcentaje de legisladores se acerque en verdad lo más posible al porcentaje de votos obtenido por cada partido. Sólo así podremos hablar de verdadera representatividad, pluralismo y proporcionalidad.

Hace 103 años, en su espléndido libro La constitución y la dictadura, Emilio Rabasa escribió a propósito de las legislaturas locales: “un cuerpo legislativo... es preciso que reúna un buen número de caracteres, capacidades e intereses diversos, para que no haya ninguno personal, invariable e inflexible; en una palabra, es forzoso, para que haya un Congreso, que éste no tenga el alma de una persona, sino la psicología de una colectividad”.

Por eso se necesita más representatividad y mayor proporcionalidad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.