• Regístrate
Estás leyendo: #TLCANyDUDAS
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 05:59 Hoy

Fuente Ovejuna

#TLCANyDUDAS

Salvador Cosío Gaona

Publicidad
Publicidad

Estados Unidos, Canadá y México realizaron en la Ciudad de Washington, entre el miércoles 16 y el domingo 20 de este mes de agosto de 2017, la primera ronda de las negociaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), firmado en 1994 y del que el patán y palurdo mercader neoyorquino sicofante de la política hoy presidente de Estados Unidos llamado Donald Trump ha dicho que es un “desastre” y favorece inadecuadamente a México.

En tanto Canadá y México destacan los beneficios aun cuando señalan la necesidad de mejorarlo, el gobierno a cargo del tal Trump se extrema en subrayar que a su punto de vista es un fracaso al considerar que su país no obtiene ventajas de esa relación comercial trilateral y ha prometido buscar ‘cambios mayores’ en lugar de sólo ‘retoques marginales’ quejándose de lo que dice son enormes déficits comerciales y pérdida de empleos manufactureros, marcando cómo histórico el que por primera ocasión se ha logrado acordar una revisión y la consecuente renegociación del acuerdo comercial siendo que muchos otros anteriores presidentes lo han prometido y el payaso lenguaraz se jacta que con la renegociación que ha forzado logrará reducir los que llama enormes déficits comerciales a fin de procurar reciprocidad y balance adecuado en cuanto al comercio trilateral en América del Norte y pretende impulsar que el proceso de renegociación se agilice al máximo ya que el año próximo habrá elecciones presidenciales y legislativas así como de autoridades ejecutivas y de autoridades locales ejecutivas y de integrantes de congresos locales en México, del Congreso Federal en Estados Unidos y provinciales en Canadá y los procesos comiciales en México han generado preocupación tanto para Estados Unidos, como para Canadá, por el hecho de que Andrés Manuel López Obrador continúa puntero las estadísticas y lo ven con reticencia, considerando que podría establecer condiciones menos dúctiles para el intercambio comercial interamericano.

Canadá y México están en mejor posición para buscar concertar la novación del acuerdo que la que ostentaban en 1990 cuando iniciaron las negociaciones para crear el tratado, pues ambos países han ampliado sus acuerdos de comercio con Sudamérica, la Unión Europea y Asia, mientras que Estados Unidos se encuentra más aislado y amenaza con guerras comerciales. El déficit comercial, sobre todo con México, que el año pasado alcanzó los 64 mil millones de dólares, fue una de las principales críticas de Trump al tratado. Antes de que el TLCAN entrara en vigor, Estados Unidos tenía un superávit de 1,300 millones de dólares con respecto a nuestro país.

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland y el Representante Comercial de Estados Unidos de América, Robert Lighthizer, abarcaron “múltiples temas de negociación”, de acuerdo con lo señalado en el documento oficial, aunque no se especificaron claramente los acuerdos logrados, acorde al comunicado conjunto: “los funcionarios interactuaron en paralelo a las negociaciones oficiales “con un gran número de actores relevantes, incluidos representantes del sector privado, asociaciones industriales, representantes de la sociedad civil incluyendo grupos laborales, legisladores y funcionarios estatales y provinciales”. Según la información generada, la agenda de negociaciones incluyó temas sustanciales como: reglas de origen, soluciones comerciales para antidumping y subsidios, transparencia y anticorrupción, protección de la propiedad intelectual, servicios financieros e inversión, comercio transfronterizo de personas, comercio digital, telecomunicaciones, textiles, manipulación cambiaria, empresas propiedad del Estado, buenas prácticas regulatorias, textiles, bienes, telecomunicaciones y entrada temporal de personas. Muchos de estos rubros sí podrían tener un mejor esquema que favorecería a México si pudiesen renegociarse en términos adecuados para nuestros productores y manufactureros pero hay duda sobre la capacidad de negociación de los personeros que hacen la labor frente a los del países vecinos del norte además que existe el fantasma de la debilidad presidencial que contamine negativamente la fortaleza de los negociadores mexicanos además de la posición ambigua y hasta quizá traicionera de algunos líderes empresariales mexicanos con fuertes intereses económicos más allá de nuestro territorio que podrían influir en la tarea a cargo de los cabilderos representantes de nuestro país a fin que acuerden en términos distintos a lo más adecuado para nosotros.

La próxima etapa de negociación para buscar renovar el TLCAN será del 1 al 5 de septiembre en el Hotel Camino Real de la Ciudad de México y coincidirá con la entrega del penúltimo informe de gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto. El cronograma es demasiado ambicioso, dada la cantidad de trabajo y las diferencias que hay en temas claves. Cronograma como excesivamente rápido, dado que los pactos comerciales anteriores se negociaron durante años.

Hay que advertir que apenas fue desahogada la primera ronda , que al concluir septiembre se habrán desarrollado solamente otras dos rondas más, las que se efectuarán en la Ciudad de México y en alguna de Canadá, de ahí que estando previsto se deban efectuar al menos en total 9 o 10 rondas, todo el proceso podría concluir a finales de este 2017 o en enero de 2018, lo que de cualquier modo debiera quizá ser visto como un tiempo corto y podría señalarse que esto será cantado cómo un éxito de la administración que en el vecino país del norte que encabeza el patán y palurdo mercader neoyorquino sicofante de la política llamado Donald Trump, que es quien desde su campaña electoral y más aún a partir de su arribo al poder, ha venido insistiendo en que debe renovarse o ser anulado el TLCAN del qué dice es lesivo para su país. Lo que no puede ocultarse es que además que la renegociación del acuerdo comercial trilateral norteamericano fue forzada por Trump, pero es interesante advertir que México puede sacar provecho en tanto se hagan bien las cosas. ¡Ojalá!

@salvadocosio1

opinion.salcosga@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.