• Regístrate
Estás leyendo: #PerroNoComePerro
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 13:53 Hoy

#PerroNoComePerro

Publicidad
Publicidad

De las declaraciones que han trascendido como expresadas por los más importantes funcionarios comerciales de México, Canadá y Estados Unidos, que son la canciller canadiense Chrystia Freeland; el representante comercial estadunidense Robert Lighthizer, y el secretario de Economía de México Ildefonso Guajardo, parece coinciden en que hubo avance en cuanto a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) tras haber concluido en Montreal los trabajos de la sexta ronda de conversaciones, lograron cerrar el capítulo anticorrupción, con grandes avances en reglas sanitarias y fitosanitarias, telecomunicaciones, barreras técnicas al comercio y acceso a mercados, propiedad intelectual, agricultura, comercio transfronterizo de servicios, reglas de origen y compras de gobiernos. La próxima ronda entre México, Canadá y Estados Unidos tendrá lugar en Ciudad de México a finales de febrero y en el marco de esa próxima reunión se podría estar cerca de cerrar capítulos de telecomunicaciones y comercio digital.

De la ronda recién concluida y la prospectiva hacia la siguiente se advierte que los negociadores tienden a buscar no arruinar cadenas logísticas transfronterizas e impulsando la competitividad con ideas para actualizar las reglas de origen para la industria automotriz, aumentando autos eléctricos y autónomos, así como fomentando la producción de acero y aluminio y con relación al complicado tópico que es la famosa propuesta denominada cláusula sunset, en la que el vecino país del norte ha venido planteando el que el acuerdo finalice en cinco años de no existir consenso para continuar con pleno acuerdo trilateral, hay una propuesta alternativa de Canadá que es ver cómo establecer un proceso de 5 años para asegurarse de que el TLCAN funcione bien para todos y se adapte a los cambios tecnológicos e incluya un nuevo enfoque para resolución de controversias.

El titular de la Secretaría de Economía de México ha señalado que la renegociación del TLCAN podría concluir entre febrero y julio sin suspenderse las charlas por las elecciones tanto en México como en Estados Unidos. Antes del inicio de la sexta de las siete rondas de conversaciones en Montreal la semana pasada, algunos funcionarios temían que el Gobierno de Estados Unidos pudiera estar dispuesto a retirarse del TLCAN, aduciendo por la lentitud de los avances. Es de recordar que el patán y palurdo mercader neoyorquino sicofante de la política llamado Donald Trump, quien para infortunio del mundo es desde el 20 de enero de 2017 presidente de Estados Unidos, describió el pacto comercial trilateral como un desastre que ha costado muchos puestos de trabajos en el sector manufacturero amenazando reiterada y frecuentemente con retirar a su país, inquietando a los mercados por el potencial daño a una economía norteamericana altamente integrada. Los tres países tienen muchas diferencias principalmente por las demandas de Estados Unidos para que aumenten los requisitos de contenido regional de los automóviles y que el 50 por ciento de las partes de los vehículos fabricados en Norteamérica provenga del vecino país al norte.

Trump quiere ampliar la vigencia de la “autoridad de promoción comercial”, conocida como fast track o vía rápida, pues la que está vigente vence el 1 de julio próximo. La vía rápida le da el poder al presidente de negociar acuerdos como el TLCAN sin intervención del Congreso. Bajo este mecanismo, cuando el equipo comercial tenga un nuevo tratado acordado con México y Canadá presentará al Congreso esa propuesta para que lo apruebe o no. Los legisladores no pueden negociar bajo esta figura.

En lo que respecta al capítulo anticorrupción se incluye la tipificación de diversos delitos que habían quedado pendientes, y se regulan aspectos críticos como la integridad de gobiernos y funcionarios, la responsabilidad de las empresas y los mecanismos de colaboración en materia anticorrupción entre los Estados parte. Estos avances representan un catalizador para concluir con los temas pendientes del Sistema Nacional Anticorrupción, así como con las designaciones pendientes de funcionarios clave como el Fiscal General, el Fiscal Anticorrupción y los Magistrados en Materia Anticorrupción.

En el contexto de la sexta ronda de negociación del TLCAN, los empresarios de los tres países firmaron la Alianza Económica de América del Norte en la que manifestaron su interés en que el acuerdo continúe mejorado, al afirmar que bajo el paraguas del convenio trilateral las empresas, los gobiernos y las sociedades de los tres países han aumentado el comercio, el empleo, la inversión y la integración, destacando que ante la creciente competencia global, se debe fortalecer la capacidad de las empresas norteamericanas para competir y ganar por lo que el acuerdo envía un mensaje claro a los gobiernos de los tres países en cuanto a que deben trabajar por preservar y modernizar el acuerdo para que se pueda construir una América del Norte más competitiva, más próspera y más exitosa para todos. La moneda mexicana, cuyo comportamiento ha estado ligado a noticias relacionadas con el proceso de renegociación del acuerdo comercial, se ha apreciado más de 6% en lo que va del año y ha llegado a valuarse en 18.61 por dólar.

Perro no come perro y a pesar de Trump por conveniencia económica trilateral seguirá el TLCAN.

@salvadocosio1

opinion.salcosga@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.