• Regístrate
Estás leyendo: #PALOSyCOMPROMISOS
Comparte esta noticia
Sábado , 18.08.2018 / 15:51 Hoy

Fuente Ovejuna

#PALOSyCOMPROMISOS

Salvador Cosío Gaona

Publicidad
Publicidad

El Presidente Enrique Peña Nieto se hunde cada vez más en el fango del descrédito y el rechazo social mayoritario. Cual perro empapado de agua puerca, molido a palos y encajonado en calle cerrada pelando los dientes amagando con atacar para defenderse, como boxeador arrinconado en una esquina del cuadrilátero casi abatido tirando golpes al aire como palos de ciego, Peña Nieto llama corruptos a todos, exigiendo al que esté libre de culpa que tire la primera piedra y obteniendo como agria respuesta popular un alud de reclamos y un ruidoso clamor por su renuncia.

Peña sigue sin entender que la sociedad está muy agraviada por actos infestados de corrupción e impunidad en los que se le señala directamente, como también a su familia e íntimos amigos como el ahora ex titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) Luis Videgaray Caso, así como por eventos manchados de ilicitud en los que se relaciona a connotados militantes de su Partido el Revolucionario Institucional (PRI) entre ellos el propio Gerente en turno de la dirigencia nacional, Enrique Ochoa Reza, y varios de los más allegados integrantes de su equipo, así como actores políticos destacados como el Coordinador de la Fracción Parlamentaria del PRI en El Senado de La República, el desgastado y polémico Senador Emilio Gamboa Patrón.

El pueblo está ofendido por la burda farsa que es la tan cacareada lucha contra la corrupción siendo tangible el contubernio para ayudar a que el Gobernador con licencia de Veracruz Javier Duarte pudiere evadir a la Justicia y la falta de capacidad para capturar al ex mandatario sonorense Guillermo Padrés y procurar sanción a un numeroso grupo de ex Gobernadores, empresarios, dirigentes sindicales y religiosos involucrados en asuntos turbios y tachados de crimínales.

Peña Nieto es reprobado por el 84 por ciento de la población, siendo clave los discutibles y escasos resultados positivos en seguridad e incremento a la calidad de vida, y que siga la opacidad en cuanto al gasto público y las decisiones que tienen que ver con adjudicación de contratos y concesiones de la administración pública a empresarios, varios de ellos con evidente vinculación al grupo gobernante.

Tras varios meses de promulgado, el nuevo Sistema Nacional Anticorrupción no tiene avance sustancial y apenas se inició el proceso para designar y convalidar la designación de Arely Gómez González quien estará al frente de la Secretaría de la Función Pública (SFP), recordando que hace ya mucho tiempo fue removido de la titularidad de esa dependencia Virgilio Andrade Martinez, quien sin el perfil para el cargo sirvió de comparsa como inútil titular por algunos meses de la SFP y el también Senador Raúl Cervantes Andrade será quien la supla al frente de la Procuraduría General de la República (PGR), tras no haber sido factible para Peña haberlo impuesto meses atrás como Ministro de La Suprema Corte de Justicia de La Nación. Cervantes tiene la misma escasa experiencia en materia penal que tenía Arely Gómez al llegar a la PGR.

Siendo Gomez y Cervantes muy ligados a TELEVISA y sin mayor relieve profesional o académico, ella no es el perfil que más le convendría a Peña, ya que no tiene el respaldo de muchas organizaciones civiles, lo que sería fundamental para un Presidente ávido de apoyo y corresponsabilidad social en la tarea anticorrupción a fin de tratar de recuperar una pizca de credibilidad y respeto, en tanto él dista mucho de contar con los mejores atributos personales para la delicada encomienda.

No obstante la aceptación del inadecuado manejo relativo a la presencia en México a invitación especial de Peña del patán y palurdo mercader neoyorquino sicofante de la política de nombre Donald Trump, de lo que culpan a Luis Videgaray, este personaje está ya nuevamente empoderado, y aunque ya sin oportunidad de obtener para él la nominación a la candidatura presidencial por el PRI en 2018, sí será factor para la decisión de a quién impondrá Peña Nieto como abanderado del priísmo a sucederle, de ahí que sigan con oportunidad de ser candidato tanto José Antonio Meade Kuribreña como Aurelio Nuño Mayer y Claudia Ruiz Massieu Salinas, los tres prácticamente nacidos para perder, por más que apoyados por otros grupos con menor influencia en el ánimo del dueño sexenal del PRI, se mueven sin mucha fortuna aún José Calzada Rovirosa, Miguel Ángel Osorio Chong y Eruviel Ávila Villegas, percibiéndose un movimiento tendiente a fraguar alianza estratégica entre líderes priistas y grupos de izquierda moderada que pudieran vencer a Peña y alentar la candidatura del ex Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) José Narro Robles, quien además de contar con sólido grupo impulsor posee inteligencia, experiencia y carisma, y bien podría dar el sorpresivo campanazo.

@salvadocosio1

opinion.salcosga@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.