• Regístrate
Estás leyendo: #IMPOTENCIAyFRACASO
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 17:58 Hoy

Fuente Ovejuna

#IMPOTENCIAyFRACASO

Salvador Cosío Gaona

Publicidad
Publicidad

Siendo imperativo generáse un mensaje claro procurando unidad y conciliación entre los diversos grupos, gremios corrientes de opinión y sectores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), a efecto de propiciar a su interior la motivación y el ánimo renovado para enfrentar con posibilidades de éxito en los siguientes retos electorales que se avecinan en El Estado de Mexico, Coahuila y Nayarit en 2017 y las elecciones federales para elegir nuevo Presidente de la Republica y renovar el Congreso de la Unión en 2018. El Presidente Enrique Peña Nieto hizo lo contrario y generó acre molestia y severo reclamo de liderazgos y bases militantes al imponer al inexperto tecnócrata y aprendiz de político Enrique Ochoa Reza en calidad de ‘Gerente en turno’ del Comite Ejecutivo Nacional del partido sobre el que ejerce omnipotente, totalitario y abrumador mando.

Ante el malestar de la población mexicana por la ineficacia gubernamental al no haber resultados positivos en cuanto a la reanimación de la economía propiciando mayor bienestar a la gente y entre ello mejores condiciones de seguridad, así como por el repudio inherente a los ya demasiados asuntos vinculados a corrupción e impunidad que han sido prohijados quedando al desnudo ante la opinión pública, incluyendo los que involucran al propio Presidente y su familia, era obligado demostrar con hechos a la sociedad que se escuchó el reclamo, ya que hasta ahora sigue en simple promesa y sin concretarse las acciones para mejorar la calidad de vida de los mexicanos y por el contrario se siguen suscitando incrementos en los precios de bienes y servicios que otorga el gobierno, incluyendo combustibles y energía eléctrica, sin existir prueba de avance en la lucha anticorrupción continuando impunes cientos de criminales, especialmente funcionarios y ex burócratas que siguen burlándose del pueblo.

Al interior del tricolor se asoma un gran sisma tan severo como el surgido en el preámbulo del proceso electoral de 1988 cuando se provocó la gestación de la ‘Corriente Crítica’ encabezada por Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, Rodolfo González Guevara, Porfirio Muñoz Ledo e Ifigenia Martínez entre otros valiosos cuadros, que al repudiar acciones que consideraron lesivas y apartadas del esquema democrático establecido en los estatutos, decidieron abandonarlo para formar el ‘Frente Democrático Nacional’ (FDN) como conjunto de fuerzas de izquierda y en especial fomentar la creación del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Varios grupos de cuadros priistas con presencia en los círculos de influencia partidista en el ámbito nacional así como en muchas entidades federativas y ciudades importantes del país están organizándose para defender la vida y fortaleza de su partido engendrando la semilla de la insubordinación frente al supremo poder sexenal del Presidente de la República al acusar que hay soslayo en cuanto al grave riesgo de quedar nuevamente, como en 2006, reducidos a la tercera fuerza en relación a la votación a favor de su candidato presidencial.

Se apresta a surgir abiertamente un fuerte movimiento para evitar la previsible y catastrófica derrota así como la posible orden de respaldar el triunfo de una candidatura distinta a la que enarbolen los priistas en la elección próxima, consolidando la entrega de la Presidencia de La República a otra fuerza política o alianza de ellas.

Quienes están buscando preservar la vida y fuerza del PRI acusan que no existe voluntad presidencial para apuntalar a ese partido y señalan como extremadamente débiles a cualquiera de los colaboradores de Peña Nieto que están siendo muestreados como posibles precandidatos y que se supone que de entre ellos surgiría el abanderado presidencial oficial que postulará el PRI acatando la orden del Presidente Peña Nieto y consideran que Luis Videgaray Caso, Miguel Ángel Osorio Chong, José Antonio Meade Kuribreña, Aurelio Nuño Mayer, José Calzada Rovirosa y Claudia Ruiz Massieu Salinas, no tienen el perfil sólido con que debe contar el candidato presidencial a fin de poder tener posibilidad de ganar la elección y hay riesgo de sucumbir frente a personajes como Margarita Zavala Gómez del Campo de Calderón o Rafael Moreno Valle, por citar a dos de los posibles abanderados por el Partido Acción Nacional (PAN) en una posible alianza múltiple con el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y otros muchos otros institutos políticos nacionales que eventualmente se sumarían a esa factible gran coalición, a la que estaría apoyando la cúpula gerencial priista antes de permitir el triunfo del líder del Partido Movimiento de a regeneración Nacional (MORENA) Andrés Manuel López Obrador, quien es sin duda el aspirante presidencial más conocido popularmente y con la mayor aceptación entre los potenciales electores.

Hay voces acusando existe ya un pacto en favor del Alcalde de Guadalajara y líder real del Partido Movimiento Ciudadano (PMC) Enrique Alfaro Ramírez, quien indudablemente es, hasta ahora, el aspirante a la gubernatura de Jalisco con mayor posicionamiento en la opinión pública y el más favorecido con la intención de voto de los potenciales electores en la entidad, pues perciben que al no existir personajes priistas con la capacidad de crecer para ser candidato de posible éxito, a espaldas de los liderazgos regionales o municipales de grupos y sectores así como sin tomar en cuenta a la militancia, los líderes priistas al mando actual de ese partido sugieren que toda vez que inexorablemente Alfaro será el próximo Gobernador, estarían pensando en facilitar la transición e incluso proponiéndolo como abanderado de una alianza convenenciera en la que el PRI participare de la mano del PMC y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), el Partido Nueva Alianza (PANAL) y el Partido del Trabajo (PT).

En este México Mágico cualquier cosa puede suceder y hay signos peculiares, como el reciente evento de instalación de comités de acción política del grupo sindical de Alfredo Barba, líder de una de las dos federaciones de trabajadores afiliadas a la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos que a nivel nacional es conocida como ‘CROC’ y forma parte del PRI, y en el cual el invitado de honor fue Alfaro y para darle fortaleza asistió representando al Gobernador el Secretario del Trabajo, Hector Pizano Ramos.

@salvadocosio1

opinion.salcosga@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.