• Regístrate
Estás leyendo: #GOYAaNARRO
Comparte esta noticia
Miércoles , 26.09.2018 / 00:25 Hoy

Fuente Ovejuna

#GOYAaNARRO

Salvador Cosío Gaona

Publicidad
Publicidad

Hace algunas semanas se comentó aquí sobre un personaje que descolla especialmente de entre quienes conforman el primer nivel estructural en el equipo de trabajo del presidente Enrique Peña Nieto y que sin ser parte de su grupo más cercano ni haber estado considerado como uno de sus favoritos para generarles posicionamiento, está siendo ya apreciado como un personaje que pudiera ser viable promover para peohijarle crecer de forma que pueda configurarse como una nueva carta jugable en aras de incrementar las posibilidades del PRI en cuanto a ganar la elección presidencial: José Ramón Narro Robles.

Siendo de izquierda progresista, Narro impacta en un importante espectro social y político desde el PRI, instituto político del que es militante y en el que fungió como presidente de Cambio XXI Fundación Mexicana, A.C., la que después se convirtió en Fundación Colosio Nacional y desde la que además de su actividad profesional, académica y de interacción comunitaria ha consolidado conectividad con diversas expresiones sociopolíticas de centro derecha, centro, centro izquierda e izquierda.

Narro es un político liberal, pero no un radical, mantiene un discurso tendiente a incitar en favor de políticas públicas más inclinadas a la satisfacción de las necesidades de la sociedad, pero sin ruptura o enfrentamiento con los priistas de pensamiento gerencial y exige acción gubernamental eficaz en favor de abatimiento de pobreza y desigualdad.

Oriundo de Saltillo, Coahuila, es Médico Cirujano titulado en 1973 por la Facultad de Medicina de la UNAM, y de 1976 a 1978 realizó estudios de posgrado sobre medicina comunitaria en la Universidad de Birmingham, Inglaterra, y se incorporó como académico en enero de 1974 a la Facultad de Medicina de la UNAM, institución en la que ha fungido como jefe del departamento de Medicina General Familiar y Comunitaria, director de Extensión Académica, director de Planeación, secretario y rector, cargo conferido en febrero de 2003 siendo reelecto en 2007 para culminar su segundo periodo en 2011.

En la administración pública federal se ha desempeñado como director de Salud Pública para el Distrito Federal en la Secretaría de Salud, secretaría en la que también fue subsecretario de Servicios de Salud y subsecretario de Coordinación Sectorial, también fungiendo como secretario general del IMSS y secretario del Instituto Nacional de Ecología (INE), así como titular de la subsecretaría de Población y Servicios Migratorios y de la subsecretaría de Gobierno en la Secretaría de Gobernación.

Narro Robles ha publicado 56 artículos en revistas científicas, incluidas en los índices nacionales e internacionales más aceptados, principalmente sobre temas de educación, salud pública y administración de servicios de salud y ha compartido tarea científica y académica con personajes de la talla de Guillermo Soberón, David Kershenovich, Héctor Fernández Varela Juan Ramón de la Fuente, Donato Alarcón, Jesús Kumate, José Laguna y Jaime Martuscelli, ha sido asesor de la OMS de la ONU, ha recibido el Doctorado Honoris Causa de diversas Universidades de gran prestigio nacional e internacional.

Desde el 8 de febrero de 2016 José Narro es el titular de la Secretaría de Salud del Poder Ejecutivo del gobierno federal que encabeza Enrique Peña Nieto y goza de reconocimiento social, tanto como que a diferencia de Peña y de la mayoría de funcionarios puede presentarse en eventos suscitados en lugares concurridos como el estadio de Ciudad Universitaria o cualquier otro recinto abarrotado de gente obteniendo aplausos sin ser motivo de rechazo y ya tiene enfocados hacia el los reflectores: baila sabrosamente en los spots oficiales para prevenir el cáncer de mama, monta en bicicleta con licras de la UNAM para promover el cuidado del ambiente y acude a reuniones sociales, académicas, con médicos, con organizaciones de los sectores productivo y social, tiene buena relación con líderes y dirigentes de partidos políticos de muchos segmentos ideológicos, es bien visto por adultos mayores, jóvenes y hasta resulta simpático para la niñez, sin dejar de advertir su vinculación con artistas, intelectuales y deportistas.

A sus 67 años de edad, José Narro se mueve cómodo entre los llamados millennials y algo fundamental es que no se le conocen escándalos de corrupción y si su corazón político late a la izquierda, de ahí que en efecto este siendo seriamente considerado como una opción mucho muy viable ante la carencia de otros precandidatos con posibilidad de ganar la elección federal del 2018.

Narro tiene en esta época mejor posibilidad para ganar una elección que Miguel Ángel Osorio Chong, José Antonio Meade, Aurelio Nuño, José Calzada y Claudia Ruiz Massieu y con él, su partido, el PRI, podría cooptar apoyos de liderazgos de diversos partidos de centro, centro izquierda e izquierda, además de la propia clase política priista, sin dejar de advertir el respaldo del sector intelectual y artístico y los mecenazgos más importantes e influyentes del país. No es mal visto por el sector empresarial y por ende puede ser la mejor carta del PRI en busca de preservar el poder y ganar la elección presidencial de 2018, comicios en los que el aun partido en el poder tiene un enorme riesgo de ser avasallado y volver a perder la Presidencia de la República, además del control del Poder Legislativo Federal y la mayoría de las posiciones electorales locales que estarán en disputa.

@salvadocosio1

opinion.salcosga@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.