• Regístrate
Estás leyendo: #AMAGOSyAPUESTAS
Comparte esta noticia
Lunes , 23.07.2018 / 03:58 Hoy

Fuente Ovejuna

#AMAGOSyAPUESTAS

Salvador Cosío Gaona

Publicidad
Publicidad

Lo que debe tener muy claro el patán y palurdo mercader neoyorquino sicofante de la política llamado Donald Trump, que para infortunio mundial es el Presidente de Los Estados Unidos de América, antes de seguir tratando de descarrilarlo, es que el fin del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) restaría competitividad a su país frente a Asia, ya que, como es la apreciación de muchos analistas económicos y financieros, como los técnicos del Bank of Montreal, América del Norte en su conjunto se beneficia de la mano de obra barata en México.

Muchos economistas llevan ya muchas semanas tratando de imaginar cómo será el escenario un día después que suceda un eventual fracaso en la renegociación del TLCAN y de alguna u otra forma existe una somera coincidencia en cuanto a que los tres países firmantes del tratado trilateral de comercio —Los Estados Unidos de América, Canadá y México— sufrirán, cada uno a su manera, las consecuencias de ese posible suceso y la inquietud o interrogante más generalizada es: ¿hasta qué punto el impacto negativo será factible de controlar en el ámbito de cada uno de los tres países?. Un estudio recientemente publicado este por el Bank of Montreal advierte que un eventual descarrilamiento del TLCAN afectará a la capacidad del vecino país del norte para competir frente a las naciones de Asia.

Y es quizá en este contexto cómo se podría consolidar una hipótesis en el sentido que no es realmente la firme intención de Los Estados Unidos de América anular el TLCAN sino que lo que busca es novarlo a efecto que contenga disposiciones más ventajosas hacia ese país, pero sin que desaparezca y es por ello que el Gobierno a cargo del tal Trump, a través de sus negociares, insiste y apremia a México y Canadá parpaquete acepten sus exigencias en cuanto a la renegociación del acuerdo comercial entre los tres países, pero México y Canadá mantienen su negativa a las propuestas más polémicas del equipo negociador de Los Estados Unidos de América señalándolas de inviables.

Y al menos en cuanto a resultados tangibles hasta ahora, la renegociación del TLCAN está varada ante la falta de interlocución fluida entre los gobiernos de México y el vecino país del norte. La quinta ronda de negociaciones concluyó hace una semana en la Ciudad de México con un evidente bloqueo que empieza a activar las alarmas en las altas esferas del gobierno de Canadá y, sobre todo, en la élite del aparato gubernamental de México.

En el próximo mes de diciembre se efectuará en la Ciudad de Washington un encuentro en el marco del proceso de renegociación del TLCAN, pero solamente entre funcionarios y expertos en asuntos eminentemente técnicos de ahí que la próxima reunión trilateral con presencia de los tres equipos negociadores con sus respectivos Jefes -que no se han reunido desde el pasado mes de octubre— se realizará en la Ciudad de Montreal, Canadá, a mediados del próximo mes de enero del 2018.

El informe publicado por el banco canadiense cree que los mercados podrán ajustarse relativamente rápido si las discusiones se rompen por completo y, en otras palabras, viene a decir que el riesgo político es asumible. El impacto para la economía estadounidense sería equivalente a una reducción de dos décimas del Producto Interno Bruto (PIB) en un plazo de cinco años, en tanto el boquete para Canadá sería bastante mayor, de cerca de un 1% del PIB en el mismo periodo, porque es una nación cuya economía es más dependiente de las exportaciones hacia su vecino del sur.

Pero según la mayoría de analistas económicos y financieros la más grande incidencia de impacto será para todo el bloque norteamericano en su conjunto, ya que México, propicio a las tres naciones ser competitivos en la escena global gracias a sus bajos salarios y por ello México se ha convertido en una enorme planta manufacturera para las empresas industriales estadounidenses y, en menor medida, canadienses. Si el TLCAN se resquebraja y hace que se decanten tres economías separadas el conjunto de la región norteamericana integrada por los tres países perderá fortaleza, especialmente frente a los países de Asia, más también ante naciones de Europa y algunas economías de América Latina y eso podría provocar un déficit comercial aún mayor.

Para poder elucubrar con mayor posibilidad de éxito en una apreciación de hasta donde pretenderá el Gobierno del vecino país del norte presionar para lograr sus pretensiones especiales y polémicas de renegociación del TLCAN aún sea con riesgo de eventual ruptura del acuerdo trilateral comercial, la clave está en saber cómo está midiendo el equipo del tal Trump ese posible costo que podría afectar su economía la posible anulación del acuerdo y si lo consideran manejable en un momento en el que los márgenes para competir en la economía global no dejan de estrecharse y en el que la huella de China no deja de crecer.

Hay que considerar que es de presumir que el equipo del payaso lenguaraz sigue creyendo posible lograr un acuerdo de renegociación antes que culmine el mes de marzo del próximo año 2018, más si el tratado comercial multilateral más importante del mundo se extingue, los intercambios comerciales entre las naciones de América del Norte estarán sujetos a las tarifas que establece la Organización Mundial de Comercio (OMC) y aunque el nuevo esquema arancelario no favorecería a ningún país de los hoy integrados en el TLCAN, pero sería mucho menos dañino para México que para sus dos vecinos del norte. Las previsiones de posible afectación inicial para México en el eventual caso de anulación del TLCAN serían en los sectores automotriz, textil y agropecuario, dejando claro que en ninguna circunstancia habría un colapso tan grande que no pudiera solventarse, pues a pesar de circunstancias políticas o electorales, además de los señalables errores o estrategias fallidas en la política económica, principalmente por el esfuerzo de productores y comercializares mexicanos, la economía de México tiene fortaleza para soportar el posible conflicto que surja de una ruptura del tratado mercantil norteamericano vigente.

@salvadocosio1

opinion.salcosga@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.