• Regístrate
Estás leyendo: Séptimo mundial sin progreso
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 04:11 Hoy

El balón blanco y negro

Séptimo mundial sin progreso

Rubén Matturano

Publicidad
Publicidad

La indecisión es el ladrón de la oportunidad

De verdad me sorprendió la alineación de México contra Brasil cuando vi de inicio a Rafael Márquez, pensé en la velocidad de los brasileños y de los rompedores de líneas que tienen, pero cual va siendo mi sorpresa, que México sale a jugar de tú a tú, presionándolos, robaban el balón y tocaban bien en todos los sectores, y cuando la perdían trataban de recuperarla lo más pronto posible, que era muy rápido, había movimientos sin balón y con balón. Al estar Rafa en la contención, Guardado y Herrera jugaban más libres y ayudaban a los de adelante como Vela, Lozano y Hernández, pero cuando el equipo brasileño atacaba por las bandas los laterales salían a la marca y les ayudan los centrales, para hacerles el 2 contra 1 ¡muy bien! Rafa se echaba para atrás como un tercer central, aparte nuestro portero atajaba todo, fue muy promisorio el primer tiempo.

Para el segundo, Neymar hizo un intercambio de posición, se fue de centro delantero y ahí nos vacuno barriéndose, pero ya no estaba Rafa y el equipo perdió orden, entro Layún nervioso y presionado, dando patadas, además el pisotón sobre Neymar. El equipo se desdibujó. El entrenador metió a Jonathan pero no pudo entrar en el ritmo de juego porque Brasil tenía la pelota y el manejo del partido. Fue cuando el entrenador Tite, de Brasil, metió a Firmino y en una jugada por fuera de Neymar, centró y se la dio a Firmino y así metieron el segundo gol. Creo que México jugó un muy buen primer tiempo, lástima del segundo.

Si vemos la estadística de la selección es frio el papel de nuestro equipo. Séptimo mundial sin progreso y la estadística deja al descubierto una realidad, en Rusia se anotaron 3 goles, la cuota es muy baja y se recibieron 6 goles, que bueno que estaba Ochoa porque si no otro número sería, más que en cada uno de los 4 mundiales.

No hay otra que trabajar en las nuevas generaciones porque la mayoría de estos jugadores son treintañeros y dentro de cuatro años ya va ser difícil que estén.

Tiene que haber cambios, no nada más en el cuerpo técnico, sino directivo también.

Un gol que me parece extraordinario fue el que hizo Bélgica a Japón al 93’: pase del portero al medio de contención y cuatro jugadores e el contragolpe llevando el balón con sentido de distancia ritmo y velocidad; Lukaku haciendo una diagonal al centro para llevarse la marca dejando que su compañero del lado derecho estuviera libre y pasara el balón hacia Lukaku, pero este, haciendo una finta, la deja pasar y de lado contrario, el extremo nunca dejó de correr y qué golazo.

Hasta pronto.

Twitter: @Profematturano

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.